La epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que se caracteriza por una súbita y excesiva descarga de actividad eléctrica en un grupo de neuronas cerebrales. Una única crisis no sirve para lograr el diagnóstico. Para hablar de epilepsia la persona tiene que haber padecido -al menos- dos crisis.

El concepto de epilepsia incluye no sólo la presencia de crisis epilépticas, sino también sus repercusiones físicas, psicológicas y sociales.

Cuando uno de nuestros alumnos/as presenta una crisis hay que tener en cuenta varios aspectos a la hora de actuar:

¿QUÉ HACER?

  • Conservar la calma.
  • Procurar que el alumno/a no se lesione durante la crisis:
    • Tumbarle en el suelo de medio lado y retirar objetos duros o peligrosos.
    • Colocarle algo blando bajo su cabeza, para evitar que se la golpee contra el suelo.
    • Aflojar ropas -especialmente alrededor del cuello- para facilitar la respiración.
  • Proporcionarle intimidad y evitar aglomeraciones a su alrededor.
  • Observar y anotar las características de la crisis epiléptica:
    • Duración: en la mayoría de las ocasiones, finaliza en dos o tres minutos, tras los cuales el alumno/a se recupera gradualmente.
    • Tipo de crisis: convulsiones generalizadas, movimientos de una extremidad o parte del cuerpo…
    • Posible factor desencadenante: fiebre, estado de salud, estímulos luminosos…
  • Nunca dejar solo al alumno/a.
  • Dejar que descanse hasta que se recupere y comprobar que vuelve poco a poco a su estado basal.


¿QUÉ NO HACER?

  • No tratar de inmovilizar al alumno/a por la fuerza durante la crisis epiléptica, podemos lesionarle. 
  • No introducir ningún objeto en la boca, podemos provocarle lesiones en boca o mandíbula y puede correr el riesgo de tragarlo y/o atragantarse. 
  • Nunca dar de comer o de beber durante la crisis o poco después, un posible vómito con el conocimiento alterado puede ser muy peligroso. 
  • La administración de medicamentos durante la crisis solamente se debe realizar en caso de prescripción facultativa. Es conveniente tener un protocolo individualizado y pactado con los padres: tipo de fármaco, vía de administración (normalmente rectal), cuándo administrarlo (inmediatamente al comienzo de la crisis o esperar un tiempo…), dónde lo guardaremos en el centro escolar… 


¿CUÁNDO TRASLADAR A UN CENTRO SANITARIO?
La gran mayoría de crisis epilépticas se resuelven de forma rápida y no es preciso trasladar al alumno/a con epilepsia conocida a un Servicio de Urgencias. El traslado se realizara en las siguientes circunstancias:

  • Si el alumno/a entra en Status Epiléptico
    • Si la crisis dura más de 5 minutos. 
    • Si se encadenan varias crisis sin tiempo de recuperación. 
    • Si no se recupera por completo tras un período de tiempo prudencial. 
  • Si ha habido traumatismo y/o lesión
  • Si se trata de un alumno/a sin diagnóstico conocido de epilepsia. Tendrá que ser reconocido por un médico, quien realizará un diagnóstico diferencial con otras posibles causas de crisis (meningitis, intoxicación…) 


El personal del centro educativo debe ser conocedor de qué alumnos/as pueden tener una crisis y cuáles son las pautas individuales para cada uno de ellos.

Es conveniente que cada alumno/a tenga un Diario de Crisis donde se anotarán todos los datos de cada una (hora de comienzo, duración, actividad o circunstancia desencadenante…)

Asimismo es importante que se tengan en cuenta -y trabajen en el aula- las repercusiones psicoemocionales que tanto las crisis en sí como el diagnóstico mismo de epilepsia pueden tener tanto para el alumno/a como para sus compañeros.

Es muy recomendable que el centro educativo tenga un protocolo interno que recoja todos estos aspectos.

Paula Larumbe Oroz
Enfermera del Centro Público de Educación Especial Andrés Muñoz Garde (Pamplona)

Ana Durana Murillo (@DuranaAna)
Enfermera del Centro Público de Educación Especial Torre Monreal (Tudela)

Bibliografía y recursos de interés:

  • Forcades Berdusan, M. I: (2003) Epilepsia esa desconocida, en SUMA revista de neurología Vol. 2, nº 1, Marzo (5-18).

  • Organización Mundial de la Salud (OMS).