Volvamos al cole cuidando nuestra salud mental

Volvamos al cole cuidando nuestra salud mental

Empieza septiembre y con este mes la vuelta a clase. Aunque muchas niñas y niños, esperan con ganas e ilusión el regreso a la escuela, otros se sentirán nerviosos o asustados.

Hay que lavarse las manos, mantener las distancias de seguridad, llevar mascarilla y otros múltiples cuidados. Sin embargo, no es solo el bienestar físico lo que deben tener en cuenta: igual de importante es cómo preservar la salud emocional y psicológica de padres, alumnos y personal docente, un tema que, aunque a veces no se presta la suficiente atención, ahora cobra especial importancia.

En el ámbito de la docencia es conveniente facilitar la participación en la toma de decisiones tanto del estudiante como de su familia, junto con el profesorado y otros agentes implicados.

Sentir ansiedad y preocupación por la situación actual es un sentimiento universal. En ocasiones pueden aparecer pensamientos negativos y preocupaciones acerca de si la seguridad es suficiente o qué es lo que voy a hacer si mi hijo se queda en casa. Tener estos pensamientos pueden llegar a ser inevitables en estas circunstancias, muchas veces, aparecen de forma automática. Así que, si no se pueden anticipar, al menos sería aconsejable aprender a gestionarlos.

RECOMENDACIONES

A continuación, presentamos algunas recomendaciones para ayudar a afrontar la vuelta al colegio para padres y profesores:

  • Mantener una actitud abierta de diálogo con tus hijos acerca de sus preocupaciones y hazle saber que es natural estar nervioso.
  • Responder a las preguntas sobre la pandemia de manera simple y honesta, teniendo en cuenta las necesidades del momento en su vida académica dada la situación de pandemia, ofreciendo y creando sensaciones de seguridad.
  • Se recomienda que el profesorado utilice transversalmente un lenguaje simbólico relacionado con aspectos positivos que hagan referencia al bienestar y a la calidad de vida, conocimientos, habilidades y destrezas muy importantes en estos momentos por los riesgos que conlleva la pandemia del COVID-19.
  • Es necesario identificar, validar y dar ejemplo de cómo manejar las emociones y sentimientos de los niños.
  • Promover la participación activa en las aulas fomentando las habilidades tanto académicas como emocionales y sociales que faciliten el aprendizaje.
  • Animar a mantener el contacto con sus amigos y seres queridos de manera creativa sin necesidad del contacto físico.
  • Mirar al futuro y explicar cómo los científicos están trabajando para conseguir una vacuna.
  • Ante el desconcierto e inseguridad que se vive a causa de la pandemia del COVID-19, se considera de especial importancia el fomento de relaciones de confianza mutua, promoviendo la comunicación abierta entre todos los actores implicados en la gestión de la enseñanza aprendizaje: personal directivo, docentes, estudiantes, asociaciones de madres y padres.

Promover y detectar cuanto antes el riesgo en la salud mental de niños, niñas y adolescentes, es importante para prevenir, proteger y tratar con medidas específicas, y teniendo en cuenta las necesidades particulares de los más vulnerables.

 

María Cruz Ariz Cia
Enfermera especialista en Salud Mental

Alba Fernández Falces
Enfermera especialista en Salud Mental

 

Fuentes

 

Imagen: Pixabay/soumen82hazra

Pautas para evitar la soledad no elegida

Pautas para evitar la soledad no elegida

Una de cada cuatro personas en las ciudades se sienten solos. La soledad se ha convertido en uno de los problemas más relevantes en la actualidad, experimentando un notable incremento por los cambios socioculturales y económicos.

Esta soledad no elegida provoca dolor y aumenta el riesgo de mortalidad. Su magnitud supera muchos de los principales indicadores de salud habituales.

 

ENTENDER LA SOLEDAD

El primer paso para combatir la soledad es entenderla.

El significado de “estar solo” implicaría el aislamiento social, la falta de compañía, la carencia de redes sociales, que no siempre se vive como una experiencia desagradable, sino que también puede darse desde la búsqueda personal como algo enriquecedor. No obstante, el sentimiento que realmente se asocia a la soledad más perjudicial y negativa es el “sentirse solo”, al representar un sentimiento no buscado y en el que, aun contando con una red de apoyo social, el individuo puede experimentar sensaciones de tristeza, nostalgia, miedo o dolor.

Se atribuye la soledad casi en exclusiva a los individuos que viven solos o que apenas tienen relaciones sociales, cuando es evidente que muchas personas que viven en compañía sienten igualmente la soledad. La soledad no es solo cosa de mayores, ni de mujeres, sino que está afectando a personas de muy diversa condición: hombres, jóvenes, adultos, personas con grandes responsabilidades, etc.

 

ESTAR BIEN CON UNO MISMO

Qué te sientas o no solo depende en gran medida de tu actitud. El tipo de pensamientos que tengas en los momentos de soledad pueden condicionar lo que sientas al estar solo. 

Revisa tu diálogo interno ¿Qué significa para mí la soledad? Atrévete a debatir contigo mismo, busca pruebas a favor y en contra de esas ideas, analiza los miedos y comprueba si tienes recursos o no para enfrentarlos y si son realmente tan malos.

Todas las emociones que sentimos sirven como energía para actuar, son el origen del cambio, sólo se convierte en problema si nos estancamos en ellas. Potencia la actividad mental evitando sentimientos de autocompasión.

Cuídate; mantenerte bien físicamente contribuye al bienestar. Haz una dieta equilibrada y practica ejercicio regularmente.

 

TOMA LAS RIENDAS, SÉ PROACTIVO

Cuando eres proactivo tienes la sensación de que tomas el control de tu vida en detrimento de las circunstancias que nos rodean. Dejarse llevar por el contexto reafirma la creencia de que la situación nos aplasta. 

No te aísles, utiliza todos los medios para mantener relaciones sociales. Realiza actividades grupales, viajes. Busca el apoyo de las personas más cercanas a ti, cuida las relaciones familiares y a los amigos, esfuérzate en asistir a eventos sociales.

Mantente laboralmente activo todo el tiempo que sea posible.

Practica tus hobbies o pasatiempos.

Incorpora pequeños avances en el día a día y vete llenando la vida de aquello que nos hace sentir bien. Continúa aprendiendo cosas nuevas a lo largo de toda la vida, evoluciona y adáptate a los nuevos tiempos.

 

UTILIZAR LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Benefíciate de las múltiples ventajas que aportan: facilitan la comunicación con los seres queridos a través de correos electrónicos, redes sociales o a través de videoconferencias.

Permiten mantener la mente activa, adquirir habilidades y sentirse útil.

Facilitan la búsqueda de amistades o pareja. El uso de las webs de contactos permite, además de hacer nuevas amistades o encontrar pareja, mejorar las habilidades sociales y comunicacionales.

Aunque tenemos que mirar a las redes sociales con precaución, son un escaparate de felicidad que pueden hacer que te sientas en comparación, más solo. Conviene no dejarse llevar por esas estampas tan perfectas compartidas por los demás y entender que están edulcoradas y exageradas.

 

Montserrat Fernández Rubio
Marta Ibarra Zandio
Mª Nieves Izco García
Enfermeras especialistas en Salud Mental

 

Fuentes

 

Imagen de Lukas_Rychvalsky en Pixabay

Recomendaciones para mantener una buena salud mental durante el confinamiento

Recomendaciones para mantener una buena salud mental durante el confinamiento

Hemos tenido que decir adiós de una manera abrupta a la vida que conocíamos. Ha cambiado nuestro día a día. Nos enfrentamos a una nueva forma de trabajo, a unas nuevas formas de ocio, hasta a una nueva manera de entender la conciliación familiar.

Ante esta nueva situación, a la que no estábamos preparados, es normal sentir un sinfín de emociones, ansiedad, estrés… Para poder manejar mejor estas situaciones, las enfermeras especialistas de salud mental proponemos una serie de pautas que pueden favorecer al llevar mejor el confinamiento.

Decálogo para afrontar el confinamiento de manera eficaz:

1. Planifica tu día

Organiza las tareas que quieres llevar a cabo durante el día, permitiéndote momentos de descanso y desconexión.

 

2. Mantén una dieta saludable

Equilibrada, sin olvidarte darte algún capricho.

 

3. Mantén tus horarios de sueño estructurados

Es importarte que tu cuerpo se adapte y mantenga las horas normales de sueño. El sueño es un proceso fisiológico que nos ayuda a la restauración metabólica y psíquica, restaurar la memoria, mejorar nuestra capacidad de adaptación, regular nuestras emociones y maduración del sistema nervioso.

 

4. Realiza ejercicio

La falta de actividad y la nueva rutina en la que nos encontramos, puede favorecer la aparición de apatía, anhedonia, aburrimiento, falta de vitalidad… Por ello se aconseja la práctica diaria de ejercicio (30 minutos al día) y antes de las 18 horas; realizar ejercicio a partir de las 18 horas puede contribuir a dificultar el sueño.

 

5. Cuídate

Muchas veces soñamos con el “si tuviera más tiempo para mí”. Aprovecha para cuidarte: date un baño o ducha relajante, cuida tu pelo, tu piel…Haz una lista de cosas que querías hacer cuando tenías menos tiempo y que ahora puedes estando en casa.

 

6. Realiza actividades de ocio

La música, la pintura y la lectura se han convertido en elementos fundamentales en el confinamiento, pero también existen otras actividades que puedes resultar divertidas y nos ayudan a desconectar de la situación: juegos de mesa, puzles, cocina, crucigramas, sudokus, escritura…

 

7. DES-infórmate

El mantenernos informados es importante, sin embargo, un exceso de información puede producirnos un aumento de los síntomas relacionados con el estrés y la ansiedad. Dedica unos minutos al día a la información y, el resto de día, céntrate en otras actividades.

 

8. Iniciate en la práctica de relajación o mindfulness

La práctica diaria de relajación aporta numerosos beneficios: aumenta la conciencia corporal y mental de uno mismo, disminuye la frecuencia cardíaca, disminuye la ansiedad, favorece el desarrollo de la presencia del aquí y del ahora, aumento la capacidad de atención y memoria, favorece el descanso, aumento de la oxigenación cerebral, aumento de la sensación de control sobre uno mismo… 


9. Permítete

En los días de confinamiento, la inestabilidad e incertidumbre en la que muchos nos encontramos favorecen la aparición de un sinfín de emociones. Permítete sentirlas, identificarlas y describirlas. También podemos sentir emociones positivas. Resultan compatibles los momentos de bienestar con el confinamiento.

Siéntelas y si te ayuda, puedes escribirlas en un diario o hablarlas con tus seres queridos. Sin culpabilizarte y sin juzgarte.

              Hoy me permito llorar porque…
              Hoy me permito reír porque…


10. Mantén el contacto con tus seres queridos

El distanciamiento de nuestros seres queridos es otra de las situaciones atípicas y excepcionales que nos está haciendo vivir la pandemia. En este momento, son las tecnologías las que nos acercan entre nosotros estando lejos. Dedica unos minutos al día en llamar o hablar con tus seres queridos. Es importante favorecer los mensajes positivos y de tranquilidad, teniendo en cuenta el llamado “contagio emocional”, ya que nuestro mensaje influye en el sentir de nuestros seres queridos.

 

Marta Sancho Tovar
EIR de Salud Mental

María Cruz Ariz Cia
Enfermera Especialista en Salud Mental.

Alba Fernández Falces
Enfermera Especialista en Salud Mental

 


Fuentes

  • Lluch-Canut, M.T. (2020) (Coord.). Decálogos de Salud Mental Positiva adaptados a diferentes situaciones y/o personas afectadas por circunstancias de la pandemia de Coronavirus COVID-19. Barcelona: Colección OMADO, Depóstico Digital de la Universidad de Barcelona. Disponible en: http://hdl.handle.net/2445/155018

 

Imagen: Free-Photos en Pixabay

 

¿Sabemos realmente cómo nos influye el consumo de cannabis?

¿Sabemos realmente cómo nos influye el consumo de cannabis?

La marihuana también conocida como “hierba, “porro”, “peta”, es una mezcla de color verde, café o gris de hojas trituradas, tallos, semillas y flores secas del cáñamo (Cannabis sativa).

La principal sustancia química psicoactiva (que altera la mente) en la marihuana, que es responsable de producir los efectos embriagadores que buscan aquellos que la usan de una forma recreativa, es el delta-9-tetrahydrocannabinol (THC).

Según las encuestas sobre consumo, el cannabis es la droga más consumida en España entre la población de 15-64 años. En 2017, el 35,2 % de la población reconoce haber consumido cannabis alguna vez en la vida.

 

EFECTOS EN EL CEREBRO, CUERPO Y COMPORTAMIENTO

Efectos a corto plazo (al momento del consumo o inmediatamente después):

  • problemas de aprendizaje, atención y memoria.
  • distorsión de la percepción (vista, sonidos, tiempo, tacto).
  • poca coordinación y disminución de las destrezas motrices.
  • aceleración de la frecuencia cardíaca.
  • ansiedad, paranoia.
  • psicosis (poco común).

Efectos que duran más que el corto plazo (unos pocos días) pero pueden no ser permanentes

  • problemas de aprendizaje y de memoria.
  • problemas para dormir.

Efectos a largo plazo (efectos del consumo repetido)

  • riesgo de adicción a la marihuana.
  • problemas a largo plazo de aprendizaje y de memoria si el consumo intenso comienza en la juventud.
  • riesgo de tos crónica y bronquitis.
  • riesgo de esquizofrenia en algunas personas con alto riesgo genético.
  • en casos aislados, riesgo de episodios recurrentes de náuseas y vómitos intensos.

 

PROBLEMAS ASOCIADOS AL CONSUMO
  • Diferentes estudios de la Organización Mundial de la Salud evidencian que el consumo de cannabis puede producir consecuencias tanto para la salud física como psíquica.
  • La forma de consumo habitual del cannabis y sus derivados es fumada, por lo cual, aumenta el riesgo de padecer patologías que afectan al aparato respiratorio, además de otras enfermedades cardiovasculares.
  • Si bien es cierto que no toda la población consumidora de cannabis presenta problemas de salud mental, las revisiones de los últimos años señalan un mayor riesgo de desarrollar diferentes trastornos mentales. Su incidencia aumenta cuando hay inicios de consumos en edades tempranas, mayor frecuencia de los mismos y/o predisposición personal.
  • Los consumos en adolescentes requieren una especial atención debido a la fase del desarrollo personal en la que se encuentran. La pérdida de memoria y de concentración que afecta al aprendizaje junto a otros problemas asociados al consumo, (adicción, trastornos mentales, apatía, etc.) pone en riesgo la adecuada evolución formativa de jóvenes y adolescentes.
  • El policonsumo de cannabis junto a otras sustancias (alcohol, cocaína, anfetaminas, etc.) es un fenómeno cada vez más prevalente y que tiene fuertes impactos en el organismo.

 

¿DÓNDE PUEDO PEDIR AYUDA?

Hay terapias conductuales que son similares a las que se usan para tratar el alcoholismo o la adicción a otras drogas. Entre ellas se cuentan terapias de estimulación motivacional para fomentar la motivación propia de cada persona con el fin de continuar con el tratamiento; terapias cognitivo conductuales que enseñan estrategias para evitar el consumo de drogas y los factores que lo desencadenan (y para controlar eficazmente el estrés).

  • Puedes consultar con tu enfermera o médico de Atención Primaria, quien te indicará qué pasos puedes seguir.
  • Proyecto Hombre.
    • Suspertu (Programa de Apoyo a Adolescentes en dificultades y a sus familias).
    • Aldatu (Programa de apoyo a personas adultas con problemas de adicciones).

 

 

Alba Fernández Falces (@AlbaFalces)
Maritxu Ariz Cia (@Maritxuariz)
Enfermeras especialistas en Salud Mental       

 

Fuentes:

  • Di Forte M, Quattrone D, P Freeman T, Tripoli Fiada, Gayer-Anderson Charlotte, Quingley Harriet, et al. The contribution of cannabis use to variation in the incidence of psychotic disorder across Europe (EU- GEI): a multicenter case-control study. The Lancet Psychiatri [Internet]. 2019 [Consultado: 9 oct 2019]. 6 (5) Disponible en: https//doi.org/10.1016/S2215-0366(19)30048-3.
  • Departamento de Salud de Navarra. III Plan foral de prevención: Drogas y adicciones. Navarra: Gobierno de Navarra, Instituto de Salud Pública y Laboral; 2019.
  • Ministerio de Sanidad, servicios sociales e igualdad. Encuesta sobre alcohol y drogas en España (EDADES) 2017. Disponible en: http://www.pnsd.mscbs.gob.es/profesionales/sistemasInformacion/sistemaInformacion/pdf/EDADES_2017_Informe.pdf.

 

Imagen de Circ OD en Pixabay

Claves para una autoestima saludable

Claves para una autoestima saludable

El desarrollo de la autoestima se inicia en los primeros años de vida, es el resultado de una valoración que hacemos de nosotros mismos, la nota o calificación que nos ponemos a todo lo que hacemos. Precisamente por ello, el Dr. Nathaniel Branden (1) la define como “el juicio mas importante que entablamos sobre nosotros mismos en la vida, precisamente, en función del resultado de este juicio, tenemos la capacidad de formularnos esas preguntas y la capacidad de huir de ellas”.

En función del tipo de autoestima que presentemos, nos enfrentaremos a los diferentes problemas de la vida de una manera u otra. La autoestima positiva nos hace sentirnos dignos de respeto, entendiendo que tenemos derecho a ser felices.

Una persona que se siente competente para vivir significa que tiene confianza en sí misma en la vida, se siente merecedor de la vida, manteniendo una actitud afirmativa hacia el propio derecho a vivir y ser feliz(2).

CARACTERÍSTICAS DE UNA ALTA AUTOESTIMA
  • Los problemas se viven como retos con la confianza de poder superarlos.
  • La consecución de objetivos justifica cualquier esfuerzo.
  • Persona que se alimenta de la superación de las aspiraciones que se plantea con la autoconfianza de poder lograrlo.
  • Disfruta de cualquier elemento de la vida, mostrando interés por todo.
  • Hace participe a su entorno de su opinión y de sus sentimientos, siendo consciente de poder recibir críticas.
  • Se siente mejor entre personas vitalistas, emprendedoras.
  • El trato hacia los demás es de respeto, de aceptación del otro.
  • Apuesta por un cuidado físico realista con su cuerpo, usa el sentido común.
  • Reconocimiento objetivo de destrezas y limitaciones en las actividades que se plantea.
  • Le gusta hacer las cosas bien para su propia satisfacción.
CARACTERÍSTICAS DE UNA BAJA AUTOESTIMA
  • Actitud de huida y evitación de los problemas, delegando en otros.
  • Cumple mínimamente con lo que se le pide, sin más esfuerzos.
  • Con la anticipación de no poder lograr lo que se propone, no se plantea objetivos en la vida.
  • Se siente cómodo con lo que conoce y le da seguridad, no explora lo desconocido.
  • Espera la opinión socialmente aceptada, se guía por lo que puedan decir los demás.
  • Establece relaciones cómodas, pobres, sin mayores exigencias.
  • La relación con les demás suele ser pasiva, llegando a veces a ser agresiva como defensa.
  • Pendiente de lo que socialmente se espera por tener buena imagen física.
  • Cualquier evaluación de sus capacidades le supondrá una conclusión negativa.
  • Es perfeccionista no para hacerlo bien, sino por temor a equivocarse.
REGLAS BÁSICAS PARA ASENTAR UNA AUTOESTIMA SALUDABLE
  1. Ser conscientes de la realidad. A veces la realidad no se parece a lo que nosotros deseamos.
  2. Aceptarse a sí mismo. Nos debemos aceptar tal y como somos, con nuestros defectos y nuestras virtudes.
  3. Ser responsable de uno mismo. La única responsabilidad y consecuencia de lo que haga es exclusivamente mía.
  4. Afirmarse a sí mismo, asertividad. Debemos defender nuestros derechos y deseos, pero no de cualquier manera, no podemos invadir los derechos de los demás.
  5. Tener objetivos en la vida. Las personas necesitamos plantearnos metas en la vida. Deben ser realistas y alcanzables, para sentir la satisfacción de haberlas podido llevar a cabo y sentirnos realizados.
  6. Integridad y coherencia con uno mismo. Debemos obrar con coherencia e integridad. Nuestros actos deben estar consonancia con lo que pensamos.

 

Mª Ángeles Durán Los Arcos
Enfermera especialista en Salud Mental

 

Bibliografía

  1. Branden, N. Los seis pilares de la autoestima. 1ª Edición. Barcelona. Paidós. (1995).
  2. De Miguel a. (2018) “Características de personas con alta autoestima”, Psicología-on line, https://www.psicologia-online.com/caracteristicas-de-personas-con-autoestima-alta-2322.html

 

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

La psicosis: síntomas y tratamiento

La psicosis: síntomas y tratamiento

El término psicosis se emplea para referirse a aquellos trastornos de la mente caracterizados por una cierta pérdida de contacto con la realidad. Cuando una persona sufre este tipo de trastorno, se dice que ha tenido un “episodio psicótico”.

La psicosis afecta principalmente a los jóvenes adultos y es bastante común. Cerca de 3 de cada 100 jóvenes sufrirán un episodio psicótico, lo cual significa que entre este sector de la población la psicosis es más común que la diabetes. La mayor parte de los afectados consigue una plena recuperación del trastorno.

La psicosis puede afectar a cualquiera como toda enfermedad y es susceptible de tratamiento.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Son signos premonitorios comunes cuando la persona se vuelve:

  • Recelosa.
  • Deprimida.
  • Inquieta
  • Tensa.
  • Irritable
  • Colérica.

Experimenta:

  • Cambios anímicos bruscos.
  • Trastornos del sueño.
  • Cambios en el apetito.
  • Una pérdida de energía o motivación.
  • Dificultades para concentrarse o recordad.

Siente:

  • Que sus pensamientos se aceleran o se vuelven más lentos.
  • Que de alguna manera las cosas han cambiado.
  • Que al parecer el entorno está cambiando.
  • Con frecuencia, la familia y los amigos son los primeros en advertir estos cambios.

La familia y los allegados se dan cuenta de que existe un problema cuando:

  • Se producen cambios en la conducta de la persona.
  • Se ve afectado su rendimiento escolar o laboral.
  • Se vuelve más retraída o aislada.
  • Ya no tiene interés en hacer vida social.
  • Se vuelve menos activa.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?

Es muy importante que la persona joven obtenga ayuda tan pronto como se presenten los síntomas. En un primer momento, conviene acudir al médico de cabecera para que sea derivado al Programa Primeros Episodios Psicóticos específico en Navarra.

Hay que tener presente que estos cambios tal vez no sean signos premonitorios de psicosis, pero más vale averiguar sus causas y naturaleza, porque en el caso de que se trate de una psicosis incipiente, la persona joven necesita ayuda y cuanto antes la obtenga, mejor.

 

ASPECTOS CLAVES
  • La detección y la instauración tempranas de tratamiento en un primer episodio psicótico mejora el pronóstico de la enfermedad.
  • Una intervención en las fases tempranas de la enfermedad puede disminuir el impacto que ésta produce en el funcionamiento de quien lo presenta.
  • La clave de la detección temprana consiste en tener siempre presente la posibilidad de una psicosis cuando se trata de un paciente joven que ha experimentado cambios persistentes de la conducta o el funcionamiento.

 

Alba Fernández Falces
Maritxu Ariz Cia
Enfermeras especialistas en Salud Mental.

 

Fuentes

  • Álvarez-Segura M, Llorente C, Arango C. Estado actual de la detección e intervención temprana en psicosis. Medicina y humanidades. 2009;1723:27-31.

 

Foto: Pixabay/geralt