Verrugas genitales: prevención, tratamiento y cuidados

Verrugas genitales: prevención, tratamiento y cuidados

Las verrugas genitales son la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente en hombres y mujeres.

Están provocadas por el virus del papiloma humano (VPH). Son benignas, pero algunos tipos pueden inducir cáncer de cérvix o neoplasias intraepiteliales

Este tipo de verrugas aparecen en zonas de contacto íntimo: pubis, zonas inguinales, perineales y perianales, genitales, ano, uretra, vejiga, vagina, cérvix, así como en la boca debido al sexo oral.

Pueden tener diferentes tamaños y formas (de coliflor, aplanadas…).  En pacientes inmunodeprimidos suelen ser más extensas. En niños pueden deberse al autocontagio de otras verrugas, aunque también en ocasiones se relacionan con abusos (habría que valorarlo si se detectan). También pueden transmitirse en el parto

Suelen ser asintomáticas, pero provocan sentimientos de vergüenza, rabia, ansiedad…  en los pacientes y sus parejas, lo que dificulta a veces la consulta y puede afectar a su sexualidad, sus relaciones y su calidad de vida.

PREVENCIÓN

El 75% de las personas sexualmente activas están infectadas y pueden transmitirlas, pero solo el 1% desarrollan lesiones, que pueden aparecer semanas o meses después del contacto.

Las formas de prevenir las verrugas son:

  • Preservativos masculino y femenino protegen de las ITS, pero solo evitan la transmisión del VPH en zonas cubiertas.
  • Vacunas VPH: disminuye el riesgo de contagio (se recomienda informarse).
  • Educación sanitaria, detección y tratamiento.
  • En pacientes afectados:
    • Descartar otras ITS: analítica para comprobar si existe sífilis, Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) o hepatitis C (VHC).
    • Valorar posibles lesiones anogenitales internas.
    • Exploración ginecológica completa en mujeres.
    • Revisión de la pareja / contactos sexuales si procede
TRATAMIENTOS

Son diversos. No curan la infección, sino que intentan destruir las verrugas o eliminarlas activando la inmunidad del paciente. Provocan enrojecimiento, irritación, quemaduras… 

  • Aplicados por el paciente: cremas como podofilotoxina, imiquimod, sinecatequinas.
  • Administrados en consulta: crioterapia (nitrógeno líquido), electrocoagulación, ácido tricloroacético, láser, cirugía…
CUIDADOS ENFERMEROS

En relación con las verrugas genitales, la enfermera se encarga de:

  • La administración de tratamientos, valorar su efectividad y proporcionar cuidados ante efectos adversos.
  • Realiza seguimiento y apoyo del paciente en la aplicación de tratamientos domiciliarios.
  • Proporciona educación sanitaria, que incluya la valoración de riesgos y la promoción de sexo seguro (protección, higiene, evitar promiscuidad, no consumo de drogas…)

 

“Ante la sospecha de verrugas genitales, consulta.”

 

Mª Pilar Hernández Orta
Enfermera de Dermatología. Hospital Reina Sofía de Tudela


Fuentes

 

Verrugas en la piel: prevención, tratamiento y cuidados

Verrugas en la piel: prevención, tratamiento y cuidados

Las verrugas son infecciones localizadas en la piel o mucosas causada por el virus del papiloma humano.

Verrugas vulgares

Afectan a la capa superficial de la piel, provocando engrosamiento y aspecto antiestético. Pueden molestar o ser dolorosas en los pies o zonas de roce.

Son muy frecuentes, hay diferentes tipos y la mayoría curan espontáneamente, pero en ocasiones persisten durante años, pueden agrandarse, extenderse o contagiarse a otras personas.

 

¿CÓMO PREVENIRLAS?
  • Lavado de manos. Higiene e hidratación adecuada.
  • Mantener la integridad de la piel, evitando lesiones, heridas y roces continuos.
  • No morderse las uñas, ni arrancarse los padrastros.
  • No andar descalzo.
  • Utilizar antitranspirantes si se tiene exceso de sudoración en los pies/manos.
  • No compartir objetos de higiene personal.
  • Evitar manipularlas, rascarlas, morderlas… porque pueden extenderse.
  • Cubrirlas con esparadrapo.

 

TRATAMIENTOS
verrugas

Crioterapia

  • Oclusión con esparadrapo de tela o cinta adhesiva impermeable: renovarlo cuando se moja o estropea.
  • Antiverrugas con ácido salicílico y ácido láctico. Irritantes, proteger la piel situada alrededor de la verruga con vaselina o esmalte de uñas transparente. No usar en verrugas faciales ni genitales, cuidado en los pies de pacientes diabéticos.
  • Crioterapia con nitrógeno líquido: (aplicada por personal sanitario) puede ser dolorosa, provocar ampollas y cicatrices. Debe tenerse cuidado con las quemaduras.
  • Otros: podofilino, cantaridina, glutaraldehído, bleomicina, nitrato de plata, inmunomoduladores,  retinoides tópicos, terapia fotodinámica, electrocoagulación, cirugía…

 

RESUMEN
  • No todas las lesiones sobreelevadas de la piel son verrugas víricas. Conviene consultar en su centro de salud antes de tratarlas.
  • Los tratamientos no siempre son necesarios y hay que ser prudentes porque el 60% desaparecen espontáneamente sin dejar cicatriz.
  • Hay muchos tratamientos, pero ninguno es eficaz para todos los casos.
  • Los tratamientos pueden prolongarse meses o años. Se requiere paciencia y perseverancia.
  • Existe posibilidad de reaparición tras el tratamiento por quedar queratinocitos infectados.
  • Se debe remojar la verruga en agua tibia y limarla antes de tratarla.

 

 

Mª Pilar Hernández Orta
Enfermera de Dermatología. Hospital Reina Sofía de Tudela


Fuentes:

Maquillaje terapéutico en Enfermería

Maquillaje terapéutico en Enfermería

La visibilidad de las lesiones en la piel por patologías, tratamientos, intervenciones quirúrgicas, traumatismos, quemaduras. etc. puede dar lugar a deterioro de la imagen corporal. 

El profesional de enfermería debe valorar cómo afecta a la persona y a la relación con su entorno, social, laboral, afectivo. Por ello, en el plan de cuidados del paciente incluimos el maquillaje terapéutico para corregir y ocultar esas imperfecciones.

Se realiza Información y educación sanitaria, ofreciendo formación en el Taller de aprendizaje a pacientes interesados, que manifiesten preocupación por su aspecto físico y susceptibles de mejorar con estos cuidados.

TÉCNICA
  • Limpiar e hidratar la piel con productos adecuados al tipo de piel, patología…
  • Corrector del color en las imperfecciones. Aplicarlo con los dedos o esponja, poco a poco hasta conseguir un color gris.
  • Utilizar el color opuesto del círculo cromático:
    •  Amarillo neutraliza el azul (hematomas, varices, ojeras…).
    •  Verde neutraliza el rojo (granos, cicatrices recientes, post-laser, peelings, rosácea, angiomas, psoriasis…).
    •  Coral o beige neutraliza el marrón o cubre zonas despigmentadas (lunares, manchas y cicatrices oscuras, ojeras, vitíligo…).
  • Maquillaje para corregir y unificar el tono.
    • Color adecuado a la piel.
    • Piel grasa (oilfree) / seca (enriquecidos).
    • Textura: Fluidos (lesiones moderadas) / Compactos (cuerpo, imperfecciones severas…)
  • Polvos para fijar, iluminar y realzar el rostro.

Se puede rediseñar y maquillar cejas, labios, placas de alopecia… Conviene valorar las preferencias del paciente, realzando sus potenciales.

Se utilizan productos hipoalergénicos para pieles sensibles, con mayor poder cubriente, resistentes al sudor, al agua y con protección UV.

maquillaje terapéutico

CONCLUSIONES

El maquillaje terapéutico, además de mejorar el aspecto estético de la persona, busca mejorar su calidad de vida, consiguiendo mayor seguridad en sí mismo, paliando el efecto que pueda causar en los demás y aumentando su autoestima.

 

Mª Carmen Martín de Aguilera Moro
Mª Pilar Hernández Orta
Enfermería Dermatológica. Hospital Reina Sofía. Tudela

Fuentes

 

Foto principal: Mª Carmen Martín de Aguilera aplica maquillaje terapéutico a Jan Millastre, presidente de la Asociación de Afectados  por Quemaduras de Cataluña (Kreamics)

 

Prevención y diagnóstico precoz del melanoma

Prevención y diagnóstico precoz del melanoma

El melanoma maligno es un tumor derivado de los melanocitos de la piel (células productoras de melanina, pigmento responsable del color de la piel y cabello) y también puede aparecer ocasionalmente en mucosas.

Los tumores del sistema melanocítico pueden ser benignos y malignos. Los benignos, llamados nevus, son extraordinariamente frecuentes y muy pocos poseen potencial de malignidad que los haga considerar como precursores de melanoma.

Actualmente, la incidencia del melanoma ha aumentado en todo el mundo. En España, se calcula que su prevalencia anual ronda los 120 casos por cada 100.000 habitantes.

 

Fases de crecimiento del melanoma
  1. Horizontal o radial: afecta a la capa externa de la piel (epidermis).
  2. Vertical: invade tejidos profundos.

melanoma

Sus causas son desconocidas. Influyen factores genéticos (fototipo bajo, antecedentes familiares o personales de melanoma y presencia de nevus atípico o congénitos), factores ambientales (sol, cabinas de bronceado…), inmunosupresión… Es  más frecuente en personas de piel clara y exposición solar esporádica pero intensa, con historia de quemaduras solares en la infancia y adolescencia.

melanoma

Tratamiento

La prevención, el diagnóstico precoz y la cirugía siguen siendo el tratamiento estándar para el melanoma en estadio precoz. No obstante, para cuando este tratamiento falla y el tumor se extiende, han aparecido nuevos fármacos que han obtenido resultados muy esperanzadores. Estos tratamientos atienden a dos mecanismos. Uno consiste en inmunomoduladores que restauran el poder del sistema inmune para que actúe contra el melanoma: Ipilimumab (anti-CTLA-4) y Pembrolizumab (anti-PDL-1). Por otro lado, el 50% de los melanomas presenta mutación del gen BRAF, por lo que se diseñaron fármacos (Sorafenib) frente a esa mutación concreta.

 

Prevención y autoexploración

 Los profesionales de Enfermería, mediante la educación sanitaria y la observación de la piel colaboran en la prevención de varias maneras:

  • Formando en la adopción de medidas de fotoprotección para evitar el daño solar.
  • Detectando y/o adiestrando a los pacientes de riesgo en técnicas de autoexploración y signos de alarma.
  • Favoreciendo el diagnóstico y  tratamiento precoz en pacientes afectados.

Autoexploracion

Carmen Martín de Aguilera Moro
Adjunta a la Cátedra Hartmann de Integridad y Cuidado de la Piel. Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia (UCV)
Máster en deterioro de la integridad cutánea por la UCV.

María Pilar Hernández Orta
Enfermera de Dermatología. Hospital Reina Sofía (Tudela).

Máster en Deterioro de la integridad cutánea por la UCV.

 

Fuentes

  • Palomar Llatas F, nº 04 • abril-mayo-junio 2008 ENFERMERÍA dermatológica
  • Hernández Orta M:P. Tesina post-grado Máster Deterioro de la integridad cutánea. Universidad Católica de Valencia. Curso académico 2009-2010.
  • M.P. Hernández Orta, M.C. Martín de Aguilera Moro, R. Pina Garcia, M.I. Omeñaca Orta, J. Pérez Pelegay, R.F. Lafuente Urrez. Educación sanitaria en prevención de cáncer cutáneo.
  • Córdoba Iturriagagoitia, Alicia. Nuevos tratamientos en melanomas metastásicos.
  • Instituto Nacional del Cáncer

 

Foto: Pixabay / Free-Photos

 

Cáncer de piel no melanoma: tipos y tratamientos

Cáncer de piel no melanoma: tipos y tratamientos

El cáncer de piel es la forma más frecuente de cáncer en la población de piel blanca. El principal factor de riesgo para desarrollarlo es la exposición crónica y prolongada a los rayos ultravioleta. Se puede prevenir mediante fotoprotección.

Generalmente aparece en zonas expuestas al sol y tiene buen pronóstico con un diagnóstico y tratamiento precoz. En esta entrada detallaremos los tratamientos, incluidos en los que toma parte Enfermería

Se clasifican en melanomas y no melanomas. Dentro de estos últimos, los más frecuentes son:  

cancer de piel no melanoma

Carcinoma basocelular

  • Carcinoma basocelular (80 %): Existen diferentes tipos. Provoca destrucción local y no genera metástasis.
  • Carcinoma epidermoide (20 %): puede diseminarse a los nódulos linfáticos.
    • Queratosis actínicas: lesiones pre-malignas más frecuentes. Puede evolucionar a carcinomas espinocelulares.
    • Enfermedad de Bowen: carcinoma epidermoide in situ.

 

DIAGNÓSTICO

Se realiza mediante examen clínico y confirmación por  biopsia. La sospecha se produce ante heridas o ulceraciones de larga duración que no curan

 
TRATAMIENTOS

La cirugía presenta índices de curación del 90 %. Se realizar un margen alrededor de la lesión, que asegure su total extirpación. Precisa de cuidados de la herida quirúrgica y de la cicatriz.

Crioterapia y electrocirugía 

Destrucción de la lesión mediante frio/calor. Requiere cuidados posteriores de la quemadura.

Inmunomoduladores tópicos

Son aplicados por el paciente en su domicilio en forma de crema y provocan cascada inflamatoria y necrosis. La Enfermería forma al paciente en la aplicación correcta, controlará los efectos adversos, la tolerancia y  la efectividad. Este tratamiento no deja cicatrices.

 

cancer de piel no melanoma

Terapia fotodinámica

Terapia fotodinámica (TDF) con luz de día o con lámpara Aktilite

Consiste en la destrucción selectiva de los tejidos fotosensibilizados, expuestos a una fuente de luz. Esta técnica la realiza Enfermería.

Aunque presentamos los tratamientos más utilizados, existen otras alternativas. Será el especialista junto con el paciente quienes tomarán la decisión más adecuada.  

 

 

Carmen Martín de Aguilera Moro
Adjunta a la Cátedra Hartmann de Integridad y Cuidado de la Piel. Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia (UCV)

Máster en deterioro de la integridad cutánea por la UCV.

María Pilar Hernández Orta
Enfermera de Dermatología. Hospital Reina Sofía (Tudela).

Máster en Deterioro de la integridad cutánea por la UCV.

 

Fuentes

  • Alegre de Miguel V, Master oficial deterioro de la integridad cutánea, 2009-10; Histología tema 5
  • Alegre de Miguel V, Master oficial deterioro de la integridad cutánea, 2009-10; Histología tema 4.
  • Alegre de Miguel V, Master oficial deterioro de la integridad cutánea, 2009-10; Histología tema 6
  • Martín de Aguilera Moro MC, Hernandez Orta MP, Pina Garcia Raquel, Arricibita Legarre E, Inmunomoduladores tópicos en consulta de enfermería dermatológica,  Enfer. Der. (Valen). 2009; 09: 31-4
  • Instituto Nacional del Cáncer
  • González Guerra E, Terapia fotodinámica. Mas Dermatol.2008; 4:25-26
  • Información y consejos sobre la crioterapia, explicado por parte de dermatólogos del Hospital del Mar de Barcelona.
  • Protocolo de aplicación tratamiento de Crioterapia, Asociación nacional de Enfermería Dermatología (ANEDIDIC).

 

 

 

Enfermería y mejora de calidad de vida del paciente con psoriasis

Enfermería y mejora de calidad de vida del paciente con psoriasis

La psoriasis es una de las enfermedades más prevalentes de las que afectan a la piel (1-3% de la población). En la mayoría de los casos se comporta como una enfermedad benigna, que a día de hoy es incurable y que afecta a todos los aspectos de la vida.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria cutánea de curso crónico, con una evolución irregular y bastante imprevisible para cada paciente y con unas manifestaciones clínicas determinadas. Las lesiones de esta dermatosis producen la sensación de tirantez, prurito o incluso dolor por la sequedad, especialmente a nivel de las placas. Las lesiones características, en forma de placas eritematosas descamativas nacaradas, de diverso tamaño y número, se localizan a menudo en zonas expuestas que se aprecian a simple vista. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque más frecuentemente en los codos, rodillas, glúteos, parte baja de la espalda, uñas y cuero cabelludo (donde con más frecuencia se presenta por primera vez).

ENFERMEDAD NO CONTAGIOSA DE BASE INMUNOLÓGICA

Se considera como una alteración de la piel, no contagiosa. Es una enfermedad de base inmunológica  que en un 30% de los casos tiene una incidencia familiar de carácter hereditario. Cursa de forma crónica recurrente con brotes y remisiones a veces espontáneas.

Puede darse en cualquier edad, con dos picos de máxima incidencia en su inicio: entre los 15 y 20 años de edad y otro entre los 55 y 60 años, siendo la edad de aparición algo más temprana en las mujeres, aunque no parece existir diferencias epidemiológicas en cuanto al sexo.

Puede afectar al enfermo en toda su dimensión, llegando a provocar  gran deterioro de su calidad de vida.psoriasis

ADHESIÓN AL TRATAMIENTO Y MENOR ANSIEDAD

Sin embargo, a través de la realización de los Planes de Cuidados Individualizados en las Consultas de Enfermería Dermatológica, las enfermeras hoy en día podemos ofertar al paciente psoriásico diversidad de herramientas que favorecen el autocuidado, la autonomía  y aprender a vivir mejor con la enfermedad. Han demostrado ser un gran beneficio para el paciente, mejorando la respuesta y la adhesión al tratamiento y aumentando su calidad de vida.

Con la puesta en marcha del proceso enfermero, se contribuye a mejorar el estado de salud del paciente, tanto física cómo psicológicamente, destacando el papel que juega la enfermera en el  manejo inicial del paciente psoriásico y en la disminución de su ansiedad. Además de prestar una atención individualizada y especializada, los profesionales de enfermería tienen una labor fundamental en la aceptación y el entendimiento de su proceso patológico.

 

Mª del Carmen Martín de Aguilera Moro
Enfermera de Dermatología.
Delegada en Navarra de la Asociación Nacional de Enfermería Dermatológica e Investigación del Deterioro de la Integridad Cutánea (ANEDIDIC)

Fotografía: Nick Youngson

Fuentes

  • ACTAS. Revista de la Academia Española de Dermatología y Venereología,  AEDV. Octubre 2013. AD-D-13-00190R1; “La enfermería: ¿una colaboración necesaria para el control de nuestros pacientes psoriásicos?” Artículo de opinión.
  • Enfermería Dermatológica-ANEDIDIC: nº6, año3, pag.30, 31, 32. Abril 2009;“Ceder: Consulta de Enfermería en Dermatología”.
  • Enfermería Dermatológica-ANEDIDIC. nº 02, septiembre 2007, pag. 12 al 18;  “Tratamientos biológicos en la consulta de Enfermería: Control e información”.
  • Pulso. Revista del colegio de Enfermería de Navarra, nº 37- Abril 2004 (8-9);“Consulta de Enfermería en Dermatología”.
  • Pulso. Revista del colegio de Enfermería de Navarra, nº 22- Julio 2000 (15); “La Enfermería tiene un papel fundamental en los tratamientos dermatológicos”.
  • Pulso. Revista del colegio de Enfermería de Navarra, nº 23- Octubre 2000 (22-25-26) título;“Información de Enfermería a pacientes afectos de Psoriasis”.
  • El Mentidero. Revista local. nº 9- Julio 2000. 1ª Jornadas de Salud Ciudadana Ayuntamiento de Ablitas; “¿Conoce vds. la psoriasis?”