Recomendaciones para pacientes anticoagulados

Recomendaciones para pacientes anticoagulados

La coagulación forma parte de un mecanismo natural para formar coágulos que evitan pérdidas de sangre. Los coágulos también se pueden formar dentro de los vasos sanguíneos debido a una situación anormal que puede ser causada por: disminución del tamaño de los vasos, sangre espesa que circula más lentamente y presencia de un cuerpo extraño (válvulas cardíacas, stents…) dentro del sistema circulatorio.

Los anticoagulantes orales son fármacos que se toman por vía oral para prevenir la formación de coágulos. Modifican la coagulación de la sangre haciendo que ésta circule de manera más fluida.

Los pacientes candidatos a tomar esta medicación son los que presenten alguna de las siguientes patologías:

  • Fibrilación auricular.
  • Enfermedad de las válvulas del corazón.
  • Trombosis venosa profunda en piernas.
  • Embolia pulmonar.
  • Enfermedades hereditarias o adquiridas de la sangre.
¿Cómo actuar ante un sangrado?

La medida más importante es realizar una adecuada compresión de la herida durante al menos 15 minutos. Si la herida está en brazos o piernas se debe elevar la extremidad afectada. En caso de sangrado por la nariz además de comprimir sobre el tabique nasal es importante inclinarse hacia delante.

Si el sangrado no cesa, se debe acudir a un servicio de urgencias.

La vigilancia del color de la orina y de las heces es esencial en la detección de posibles sangrados; si hay cambios, consultar con el médico.

¿Qué dieta deben seguir?

Las recomendaciones alimentarias de estos pacientes son las mismas que a la población general, pero teniendo en cuenta que algunos alimentos pueden alterar la acción del fármaco.

Aunque no hay alimentos prohibidos, algunos se deben controlar en cantidad y frecuencia de consumo:

  • Vegetales ricos en vitamina K como: remolacha, repollo, brócoli, endibia, lechuga, espárragos, tomate, cebollino, perejil, espinacas, col rizada, col lombarda, coles de Bruselas, coliflor.
  • Té verde y té negro.
  • Frutas: kiwi, pasas, higos, aguacates, ciruela y uva.
  • Boniato, mazapán y turrón.
Recomendaciones y consejos:
  • Tomar la dosis diaria indicada por su médico siempre a la misma hora (preferiblemente por la tarde) para evitar olvidos o retrasos en la toma y con el estómago vacío para evitar interacciones con alimentos.
  • Algunos de los anticoagulantes precisan un control continuado que marcará la pauta semanal de tratamiento a seguir.
  • Recuerde que el alcohol, otros fármacos (antiinflamatorios, antibióticos…) y los productos de herboristería tienen importantes interacciones con los fármacos anticoagulantes.
  • Mientras tome este tratamiento debe evitar las inyecciones intramusculares.
  • Si se va a someter a una intervención quirúrgica o le van a realizar una extracción dental, no olvide informar que toma un anticoagulante.
  • Si va a salir de viaje, no olvide llevar su medicación y la pauta de tratamiento por escrito.

Ante cualquier cambio en sus hábitos diarios o dudas que surjan durante el tratamiento, consulte con su enfermera o médico de atención primaria.

 


Laura López Suárez
Cristina Areta Cuesta
Especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria

 

Fuentes:

 

Fumar durante el embarazo: ¿qué consecuencias tiene?

Fumar durante el embarazo: ¿qué consecuencias tiene?

Según la sección de epidemiologia de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), un 47 % de mujeres entre los 25-34 años es fumadora.  Comprende un rango de edad en el cual la mujer desarrolla con más frecuencia su proceso reproductivo de embarazo. De dicha información podemos extrapolar que hay un alto porcentaje de mujeres fumadoras durante su embarazo.

La combustión del tabaco libera más de 4.000 sustancias toxicas que llegaran al feto, y que no será capaz de metabolizar. Sustancias como la nicotina y el monóxido de carbono (CO) que disminuyen el flujo uteroplacentario, lo que se traduce en una reducción en el aporte de oxígeno y nutrientes de la madre al feto.

CONSECUENCIAS DIRECTAS

Las consecuencias directas del consumo de tabaco sobre el feto son: crecimiento intrauterino retardado (CIUR) con el consiguiente bajo peso al nacer, partos prematuros -sumando a ello la morbimortalidad de la prematuridad-, malformaciones congénitas como el labio leporino y paladar hendido y, en postparto, podríamos hablar del síndrome de muerte súbita del lactante.

Además de daños fetales, el tabaco compromete la evolución del embarazo, aumenta el riesgo de aborto, de placenta previa y desprendimiento de placenta (incremento importante de morbi-mortalidad fetal), además de aumentar el riesgo de rotura prematura de membranas (relacionado con un alto porcentaje de prematuridad fetal)

El único nivel seguro de tabaco durante el embarazo es el de consumo cero. No está justificado ningún consumo, Por tanto, “la ansiedad del abandono tabáquico” no lo justifica, ya que ello no reporta daños sobre el feto y el desarrollo del embarazo, como si lo hace el consumo de un solo cigarrillo al día.

FACTOR DE RIESGO MODIFICABLE

Fumar durante el embarazo es un factor de riesgo modificable. Por tanto, antes de planear un embarazo y durante este, abandonar el hábito tabáquico reducirá problemas de salud para el bebé y la madre, tanto a corto como largo plazo.

Pida ayuda a los profesionales sanitarios de su centro de salud y /o de su centro de atención a la salud sexual y reproductiva (CASSYR).

 

Estefanía Castillo Castro
Vocal de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

 

Foto: Pixabay / TawnyNina 

¿Qué hacer si tenemos tos?

¿Qué hacer si tenemos tos?

La tos es un reflejo que mantiene despejada la garganta y vías respiratorias. Aunque pueda ser molesta, la tos ayuda al cuerpo a protegerse y curarse, facilitando la eliminación de secreciones. La tos puede ser producida por diferentes causas entre las que se encuentran: catarro, asma, alergias, reflujo gastroesofágico, tabaquismo, enfermedad pulmonar o fármacos antihipertensivos.

Puede ser seca (tos irritativa) o productiva (eliminación de mucosidad). Según su duración la tos se considera: aguda, menor de 8 semanas o  crónica, si persiste más de 8 semanas.

Valorando su forma de presentación, entre otras se distinguen varios tipos de tos:

  • Convulsiva (accesos intermitentes y sofocantes).
  • De esfuerzo (voluntaria para expulsar alimentos o cuerpos extraños).
  • Sibilante (ruidos respiratorios agudos).
  • Psicógena (para aliviar la tensión nerviosa o llamar la atención).
  • Perruna (espasmos en laringe).
  • Refractaria (no se ha encontrado la causa, sin mejoría).

 

¿CÓMO PODEMOS TRATARLA?

Se debe determinar la causa de la tos e iniciar un tratamiento específico para esa causa.

Si no sabemos la causa, se tratará de forma sintomática:

  • Aumentar el consumo de líquidos (para favorecer que el esputo sea más fluido) en forma de agua, infusiones, caldos, zumos.
  • Evitar el tabaco, alcohol y cafeína por efectos de sequedad.
  • Se aconseja el uso de caramelos duros por el aumento de la producción de saliva.
  • Humidificar el ambiente.

Al ser la tos una forma de que el organismo se defienda de algo que le molesta, no debe tratarse con medicamentos a no ser que se trate de tos seca persistente, que además produzca fatiga, interfiera en el sueño, nos produzca vómitos, etc. Los fármacos que se utilizan son antitusivos, mucolíticos y expectorantes, evitando su uso en niños. Debe tenerse cuidado en diabéticos, ya que muchos de estos jarabes llevan azúcar en su composición.

Si la tos es nocturna, conviene elevar la cabecera de la cama.

Se aconseja el lavado de manos frecuente, así como taparse la boca y nariz al toser.

 

APLICACIÓN DE REMEDIOS NATURALES

Existen también remedios naturales, sin evidencia científica, como son las inhalaciones, por ejemplo con aceites esenciales a base de tomillo, de eucalipto o de manzanilla, con  agua muy caliente o hirviendo.

También conviene tomar bebidas calientes (evitar las bebidas frías), como infusiones a base de plantas medicinales, por ejemplo una infusión de tomillo con azúcar y sobre todo con miel.

Aplicar pomadas para fricción a base de aceites esenciales, por ejemplo a base de mentol o de alcanfor. En niños menores de 30 meses, es recomendable emplear preparados para niños.

Otro remedio consiste en cortar una cebolla por la mitad y dejarla en la habitación por la noche.

 

Marta Martínez de Goñi Pérez
Beartriz Ágreda Lizáldez

Enfermeras del Consejo Sanitarío (SNS-Osasunbidea)

 

Fuentes

 

 

Síndrome del ojo seco: ¿Por qué me llora?

Síndrome del ojo seco: ¿Por qué me llora?

“Me llora el ojo” es uno de los motivos más habituales de consulta en oftalmología. Puede ser debido a diversas patologías oculares pero la más común es el síndrome del ojo seco.

El ojo seco es un problema muy frecuente. Se debe a que la superficie ocular no está bien protegida por la lágrima, por un déficit en la cantidad o calidad de la película lagrimal.

Por qué se produce
  • Edad
  • Cambios hormonales: menopausia, embarazo…
  • Uso de lentillas.
  • Cirugía refractiva.
  • Fatiga visual: ordenador/móviles.
  • Uso de determinados fármacos.
  • Enfermedades sistémicas: síndrome de Sjögren, artritis reumatoide, enfermedad autoinmune…
Qué molestias puedo tener
  • Enrojecimiento del ojo.
  • Escozor, picor.
  • Sensación de arenillas, cuerpo extraño.
  • Fatiga o pesadez en los párpados.
  • Visión borrosa.
  • Ojo lloroso
Cómo se puede prevenir o mejorar
  • Evitar la evaporación lagrimal (viento, aire acondicionado, exposición a luz intensa…) con uso de gafas o forzando el parpadeo.
  • Evitar la sequedad ambiental mediante humidificadores.
  • Protegerse de la polución ambiental: polvo, humo, disolventes…
  • Lágrimas artificiales: estabiliza, hidrata y lubrica el ojo. Como existe mucha variedad en el mercado, en ocasiones hay que ir probando hasta encontrar la idónea para nosotros o ir alternando distintas. No necesitan receta médica. Hay que ser muy constante con el tratamiento y usarlas a demanda.
  • Higiene palpebral (del párpado): en caso de blefaritis (inflamación del párpado), se requiere tratamiento médico y limpieza párpados. Es preferible realizarla por la mañana.
  • Otros tratamientos tópicos: sustitutos biológicos y antiinflamatorios.
  • Tratamiento quirúrgico: tapones lagrimales, dispositivos….
  • Dieta con ácidos grasos omega 3 y 6. Beber agua.
Tener en cuenta
  • El ojo seco no se cura, pero sí se puede controlar.
  • Es un problema crónico y multifactorial.
  • El tratamiento será a largo plazo, de carácter múltiple y prolongado.
  • El objetivo será conocer las causas principales, mantener el equilibrio lagrimal y lograr un alivio sintomático duradero.

 

Mª Cruz Imaz Prim
Enfermera. Consultas de Oftalmología. Hospital Reina Sofía. Tudela.

 

Fuentes

 

Fotografía: Pixabay / cherylholt

 

Prevención y diagnóstico precoz del melanoma

Prevención y diagnóstico precoz del melanoma

El melanoma maligno es un tumor derivado de los melanocitos de la piel (células productoras de melanina, pigmento responsable del color de la piel y cabello) y también puede aparecer ocasionalmente en mucosas.

Los tumores del sistema melanocítico pueden ser benignos y malignos. Los benignos, llamados nevus, son extraordinariamente frecuentes y muy pocos poseen potencial de malignidad que los haga considerar como precursores de melanoma.

Actualmente, la incidencia del melanoma ha aumentado en todo el mundo. En España, se calcula que su prevalencia anual ronda los 120 casos por cada 100.000 habitantes.

 

Fases de crecimiento del melanoma
  1. Horizontal o radial: afecta a la capa externa de la piel (epidermis).
  2. Vertical: invade tejidos profundos.

melanoma

Sus causas son desconocidas. Influyen factores genéticos (fototipo bajo, antecedentes familiares o personales de melanoma y presencia de nevus atípico o congénitos), factores ambientales (sol, cabinas de bronceado…), inmunosupresión… Es  más frecuente en personas de piel clara y exposición solar esporádica pero intensa, con historia de quemaduras solares en la infancia y adolescencia.

melanoma

Tratamiento

La prevención, el diagnóstico precoz y la cirugía siguen siendo el tratamiento estándar para el melanoma en estadio precoz. No obstante, para cuando este tratamiento falla y el tumor se extiende, han aparecido nuevos fármacos que han obtenido resultados muy esperanzadores. Estos tratamientos atienden a dos mecanismos. Uno consiste en inmunomoduladores que restauran el poder del sistema inmune para que actúe contra el melanoma: Ipilimumab (anti-CTLA-4) y Pembrolizumab (anti-PDL-1). Por otro lado, el 50% de los melanomas presenta mutación del gen BRAF, por lo que se diseñaron fármacos (Sorafenib) frente a esa mutación concreta.

 

Prevención y autoexploración

 Los profesionales de Enfermería, mediante la educación sanitaria y la observación de la piel colaboran en la prevención de varias maneras:

  • Formando en la adopción de medidas de fotoprotección para evitar el daño solar.
  • Detectando y/o adiestrando a los pacientes de riesgo en técnicas de autoexploración y signos de alarma.
  • Favoreciendo el diagnóstico y  tratamiento precoz en pacientes afectados.

Autoexploracion

Carmen Martín de Aguilera Moro
Adjunta a la Cátedra Hartmann de Integridad y Cuidado de la Piel. Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia (UCV)
Máster en deterioro de la integridad cutánea por la UCV.

María Pilar Hernández Orta
Enfermera de Dermatología. Hospital Reina Sofía (Tudela).

Máster en Deterioro de la integridad cutánea por la UCV.

 

Fuentes

  • Palomar Llatas F, nº 04 • abril-mayo-junio 2008 ENFERMERÍA dermatológica
  • Hernández Orta M:P. Tesina post-grado Máster Deterioro de la integridad cutánea. Universidad Católica de Valencia. Curso académico 2009-2010.
  • M.P. Hernández Orta, M.C. Martín de Aguilera Moro, R. Pina Garcia, M.I. Omeñaca Orta, J. Pérez Pelegay, R.F. Lafuente Urrez. Educación sanitaria en prevención de cáncer cutáneo.
  • Córdoba Iturriagagoitia, Alicia. Nuevos tratamientos en melanomas metastásicos.
  • Instituto Nacional del Cáncer

 

Foto: Pixabay / Free-Photos

 

La importancia de enseñar al alumnado el lavado de manos

La importancia de enseñar al alumnado el lavado de manos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que unas manos limpias previenen sufrimientos y salvan vidas. La higiene de manos es la medida más importante para reducir los riesgos de transmisión de microorganismos y así prevenir la trasmisión de infecciones.

La técnica estándar de lavado de manos dura aproximadamente 30-60 segundos y es algo fácil de hacer. Debemos enseñar a nuestro alumnado que lo haga correcta y frecuentemente. Es importante que les demos ejemplo, no podemos olvidar que muchas veces aprenden por imitación.

 

¿Cuándo se lavará las manos nuestro alumnado?
  • Antes de comer o beber.
  • Después de usar el baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar sobre las manos.
  • Después de usar un pañuelo desechable.
  • Antes y después de tocar o limpiar una herida.
  • Después de jugar con juguetes o tocar objetos que se han compartido con otros niños.
  • Después de jugar en el suelo, arena, césped u otras superficies que puedan estar sucias.

 

¿Cómo hay que lavarse las manos?
  • Se debe usar agua y jabón. El agua sola no elimina los gérmenes. El jabón normal es capaz de eliminar más del 50 % de la flora bacteriana transitoria de nuestras manos.
  • Hay que frotarse las manos durante al menos unos 30 segundos. No hay que olvidar frotar las uñas, el dorso de las manos, las yemas de los dedos y los pulgares. Si los niños y niñas son muy pequeños se les puede decir que canten una canción mientras se lavan, para que estén el tiempo suficiente.
  • Después se enjuagan las manos con agua abundante y se secan con una toalla o papel desechable (es lo preferible en sitios públicos).

Aquí podemos consultar las recomendaciones de la OMS.

 

¿Qué puede hacer el centro educativo?
  • Asegurarse de que siempre hay jabón en los aseos del centro (no es necesario que sea antibacteriano).
  • Sería muy positivo que dispusiera de lavabo en todos los espacios que se dedican a trabajar con los niños o cerca de ellos.
  • Incluir la higiene rutinaria de manos entre las normas de conducta del colegio.
  • El profesorado y todo el personal del centro pueden y deben enseñar con el ejemplo.
  • La higiene en general -y la de las manos en particular- debe formar parte de su programa educativo y se enseñará en las aulas.

 

Paula Larumbe Oroz
Enfermera del Centro Público de Educación Especial Andrés Muñoz Garde (Pamplona)

Ana Durana Murillo (@DuranaAna)
Enfermera del Centro Público de Educación Especial Torre Monreal (Tudela)

 

Fuentes

  • Guía de ayuda: Manejo práctico de los problemas pediátricos más frecuentes en la escuela y guardería: Consejos para profesorado y cuidadores escolares; Asociación española de pediatría de Atención Primaria; 2015.
  • Guía para la prevención de accidentes en centros escolares; Comunidad de Madrid, Consejería de Educación.
  • http://www.who.int/gpsc/5may/tools/es/
  • Protocolo de actividades preventivas y de promoción de la salud a la edad pediátrica; Generalitat de Catalunya, Departament de Salut; 2008.

 

Foto: Pixabay / _Alicja_