Para ser padres no es necesario dejar de ser pareja

Cuando una pareja se plantea formar una familia, con frecuencia se preocupa en buscar información relacionada con el embarazo, los primeros cuidados del recién nacido, la crianza… y así “estar preparados” para la llegada del nuevo miembro. Sin embargo, no son muchas las personas que son conscientes de lo que implica para la pareja dar el paso a la maternidad-paternidad.


Podemos decir que la etapa del nacimiento del primer hijo y la crianza de éste puede considerarse una fuerza que unifica, al mismo tiempo que divide la relación de pareja. Psicólogos y sexólogos coinciden en que supone una transición familiar, de ajustes y reorganización. Una especie de “crisis” en la que el modo en que cada pareja maneje este proceso puede llevar a dos caminos totalmente distintos: a un estancamiento en la relación o a una unión más fuerte.

ALEGRÍA E INCONVENIENTES
La llegada de un hijo generalmente viene acompañada de una mochila cargada de postales del día a día que no se parecen a lo que vemos en la ficción. La alegría por el nacimiento viene unida a la falta de sueño, el acumulo de cansancio, el estrés cuando el bebe llora y no sabemos calmarlo, la inseguridad que nos produce este nuevo y desconocido rol de padre-madre y la obsesión por ser los mejores o por no saberlo hacerlo bien.

Foto: Pixabay


Pasados los primeros días o meses, se pueden ir sumando otros factores, consecuencias directas o no de los anteriores como pueden ser la alteración en la imagen corporal de la mujer (su cuerpo no es el que era), sensación de abandono de alguno de los miembros de la pareja (al centrarse el otro más en los cuidados del bebe), disminución de tiempo para actividades sociales, angustia por integrar rol de madre-padre con rol profesional o pérdida de tiempo para compartir los dos solos, entre otros.

Todo lo anterior va a afectar indudablemente a la relación de pareja. El que lo haga de forma positiva o negativa, enriquezca o empobrezca la unión va a depender en gran medida de la actitud que tomen los miembros y de los recursos que manejen.

PACIENCIA: ES UNA SITUACIÓN TRANSITORIA
Conocer que es una situación transitoria, que poco a poco se estabiliza y que se necesita paciencia nos puede ayudar a crecer en el proceso, y a evitar que el distanciamiento construya un muro que luego sea difícil de derribar.

Como recurso importante tenemos la comunicación, no solo la hablada sino la afectiva, representando para la pareja el medio idóneo para expresar sentimientos, pensamientos, temores, percepciones… Que no pasen los días sin expresarle que le quieres, sin mostrarle tus preocupaciones, sin preguntarle qué es lo que le preocupa…Si falla la comunicación, aparecerá seguramente el conflicto.

Los conflictos son parte habitual y necesaria de la vida de pareja ya que permiten el enriquecimiento de la misma. El problema comienza cuando los conflictos no pueden ser resueltos, se cronifican y se transforman en pautas conductuales repetitivas e ineficaces.

Y sobre todo, no olvidar que la familia se inicia con la formación de una pareja y que la evolución de esa relación constituye el eje central de la vida familiar.

Ángela Carrizosa Moreno (@angelacarmor)
Matrona del Complejo Hospitalario de Navarra

Bibliografía
  • Sáez,S. Sexo Básico.Universidad Camilo José Cela.Madrid.2010.
  • Villamán MC. Estudio acerca de las dificultades asociadas al nacimiento del primer hijo y los recursos que se despliegan en parejas en esta etapa del ciclo vital familiar.[Tesis Doctoral].Santiago de Chile.Universidad del Desarrollo.Facultad de Psicología.2010. Extraido el 3 de Febrero de 2016 desde https://www.researchgate.net/publication/215548827.
  • Melero R. La relación de pareja.Apego, dinámicas de interacción y actitudes amorosas:Consecuencias sobre la calidad de la relación.[Tesis Doctoral].Valencia.Universidad de Valencia.Facultad de Psicología.2008.Extraido el 4 de febrero de 2016 desde http://hdl.handle.et/10803/10234 .

La matrona, una acompañante cercana durante el climaterio

Las matronas somos esa figura sanitaria desconocida que acompaña a la mujer en su buen vivir y en todos aquellos cambios fisiológicos que se presentan.


Uno de ellos es el climaterio, ese maravilloso periodo que nos hace sentarnos a las mujeres “ya por fin”, frente a frente, con nosotras mismas, con nuestras vidas. Pero…en muchas ocasiones, la vivencia no resulta agradable y nos encontramos con mujeres apáticas, cansadas, irritables, rabiosas y con esa queja tan habitual en nuestras consultas “ya no tengo ganas…”

La variedad de síntomas que se han relacionado con este periodo de vida puede tener un efecto perjudicial en la calidad de vida de la mujer y, directa o indirectamente, afectar a su vida sexual, sus relaciones eróticas.

Conforme aumenta la edad, en muchas ocasiones, disminuye el interés sexual. Las diversas revisiones disponibles concluyen que existe una asociación entre diferentes aspectos de la sexualidad (disminución del interés sexual, de la frecuencia del coito y de la lubricación vaginal) y la sexualidad. Sin embargo los factores influyentes son complejos y múltiples.


La cercanía, la complicidad existente entre la matrona y la mujer nos permite abordar y acompañar, tal y cómo nos lo están demandando. Son oportunidades únicas las que nos ofrece nuestra consulta.

Cuando una mujer se siente bien acompañada e informada se puede dar permiso para seguir creciendo, empoderarse, sin perderse en la crisis, confiando en su propio conocimiento, con un sí a la vida en cualquiera de sus formas.

El gran reto de la mujer para el siglo XXI, no creo que sea otro que el seguir empoderándose, seguir buscando su poder interno, ya que en lo más profundo de cada una de sus células la mujer es digna de lo mejor y eso se lo tiene que creer. Y esto puede conllevar a tener las mejores relaciones eróticas de su vida, independientemente de la edad que se tenga.

Maite Aramburu Elosegui
Matrona de Osasunbidea. C.A.M. de Etxarri-Aranatz


Bibliografía

  • Mireia Dander. “Nacidas para el placer”. Ed. Ridgen. 2014. 
  • Dra. Christian Northrup. “Sabiduría de la menopausia”. Ed. Urano. 2002. 
  • Mª Jesús Balbás. “Bueno chicas, esto se acabó: una guía para desdramatizar la menopausia”. Ed. B. 2008. 
  • Dr. Eusebio Rubio. “Lo que todo clínico debe saber en sexología”. Ed. Nieto editores. 2014.
Cómo disfrutar del verano durante el embarazo

Cómo disfrutar del verano durante el embarazo

Desde la planificación del embarazo hay que adoptar una serie de hábitos saludables que nos van a acompañar durante toda la gestación en beneficio de nuestra salud y la del bebé.

 
Las pautas a seguir serán las mismas que para el resto del año, pero teniendo en cuenta las peculiaridades de la época estival.
 

Estas son algunas de las dudas más frecuentes:

 

¿PUEDO VIAJAR?

En líneas generales no está contraindicado el viaje en un embarazo de bajo riesgo. Habrá que personalizar dependiendo de las circunstancias de la gestante y del momento del embarazo en el que se desee viajar.
 

Si viajas en avión, levántate del asiento cada dos horas aproximadamente y realiza ejercicios de rotación y flexo-extensión con los pies durante el viaje. Usa medias de compresión para mejorar el retorno venoso durante el mismo.

 
Los detectores de metales de los aeropuertos no son dañinos para el feto.
 
Si te decides por el coche o autobús, realiza paradas cada dos horas aproximadamente para estirar las piernas y colócate siempre el cinturón de seguridad. La banda ventral (pélvica o inferior) del cinturón de seguridad deberá pasar lo más bajo posible, evitando la presión directa sobre el útero. La banda diagonal (torácica) pasará centrada por la clavícula, entre las mamas y lateralmente por el abdomen.

En caso de realizar viajes al extranjero, es conveniente consultar con el ginecólogo o la matrona por si fuera necesaria la administración de alguna vacuna o profilaxis, y asegurarse de que el país al que viaja la gestante tiene buenos servicios sanitarios.
En todos los casos sería recomendable que llevarás contigo tu cartilla de salud o un pequeño resumen de tu control de embarazo.

 
¿PUEDO TOMAR EL SOL?
No hay contraindicación para hacerlo, pero siempre evitando las horas de mayor incidencia solar y, por supuesto, con loción de alta protección. La influencia hormonal hace que haya predisposición a la aparición de manchas e hiperpigmentación, por lo que toda precaución es poca.

HIGIENE Y VESTIDO

Durante la gestación aumenta la sudoración y el flujo vaginal y en verano esto se puede ver incrementado. De ahí la importancia de una buena higiene corporal: es recomendable una ducha diaria utilizando jabones neutros.

 
Utiliza ropa cómoda y holgada de tejidos transpirables, evitar calcetines y medias que compriman demasiado porque pueden dificultar el retorno venoso.
 
EJERCICIO Y DEPORTE

Los beneficios del deporte y ejercicio del embarazo están más que demostrados, Los ejercicios acuáticos y la natación en piscina o mar resultan una alternativa segura, con un bajo riesgo de lesión

La bicicleta estática, el paseo, el yoga y el baile son también actividades muy seguras durante el embarazo, siempre evitando las horas de máximo calor e hidratándonos durante la actividad.

ALIMENTACIÓN
Es importante realizar una alimentación equilibrada durante todo el embarazo, en verano evita las comidas pesada e ingiere alimentos ricos en fibra cómo frutas, verduras y ensaladas frescas. Son recomendables también los hidratos de carbono y las proteínas pero eso sí, cocinadas a la plancha y con poco aceite.


Esperamos que con estos pequeños consejos, el verano no suponga un impedimento para el disfrute de esta época tan bonita e importante de tu vida, sino una oportunidad para disfrutar más si cabe de la “dulce espera”.

Leyre Osés Ayúcar
Sheila Arrastia López
Adela Ayerra Gamboa

 
Matronas del Complejo Hospitalario de Navarra.
Miembros de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

Bibliografía:

  • Fabre González. E. “Manual de asistencia al parto normal”: Zaragoza 2001. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio. 2014.

¿Es solo tristeza o depresión postparto?

El puerperio o postparto es el periodo de tiempo que se inicia tras el parto y finaliza a las seis semanas posteriores al nacimiento. Es un periodo de cambios, de adaptación, de aprendizaje y de expectativas nuevas, en el que se producen cambios en todos los sentidos. En estos momentos, la matrona debe ser una figura de referencia donde poder expresar todas las dificultades, miedos o dudas que surgen durante esta etapa.

NiDerLander Fotolia.com

Una de las consultas más frecuente tras el parto se debe a los cambios que surgen a nivel sentimental o emocional. El 75% de las madres experimentan lo que se llama “tristeza postparto” o “maternity blues”. Es importante comprender que esta situación es debida al cansancio, a la falta de sueño y a la propia adaptación a la nueva situación y que no requiere tratamiento. Si esta sintomatología no desapareciera, es necesario derivar a la puérpera a los Centros de Salud Mental para evaluar la situación.

No existe un examen único para diagnosticar la depresión postparto. El diagnóstico se basa principalmente en los síntomas que la puérpera describe al médico o al personal especialista en Enfermería de salud mental. Además, es importante, realizar una analítica de sangre para descartar causas físicas de dicha sintomatología. Si se confirma la depresión postparto, el uso de medicamentos combinado con una buena psicoterapia profesional, reduce o elimina los síntomas de una manera efectiva.
 
Durante el postparto es imprescindible asegurar un buen descanso, por ello es importante dormir cuando el bebé esté durmiendo y pedir ayuda a la pareja, familia o amigos con las necesidades del bebé y del hogar. Así mismo, no deben esconderse los sentimientos, ya que es positivo hablar acerca de ellos con su entorno y es muy recomendable unirse a grupos de apoyo, hablar con otras madres o con su matrona y sacar tiempo para salir a la calle y pasear.
Pincha sobre la tabla para ampliar
 
 
Javier Laparra Garrido (@Laparrovic)
Enfermero Especialista en Salud Mental
Miembro de Anesm Navarra @AnesmNavarra
 
Adela Ayerra Gamboa 
Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología (Matrona)
Miembro de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

Bibliografía
 
 
 

Matronas, más allá del parto

¿Qué es una matrona? ¿A qué se dedica?

Si hiciéramos esta pregunta, la respuesta mayoritaria es que somos profesionales que nos dedicamos al parto. Aunque durante mucho tiempo este haya sido nuestro rasgo característico, la realidad es mucho más amplia.

Una matrona es una enfermera que se presenta a un examen a nivel nacional, conocido como E.I.R. Una vez superado, accede a una plaza para la realización de la especialidad de Obstetricia y Ginecología durante dos años, periodo de formación tras el que obtiene el título de matrona o enfermera especialista en Ginecología y Obstetricia.

José Manuel Gelpi-Fotolia.com

¿A quién atendemos?


A todas las mujeres desde el inicio de su ciclo de salud sexual y reproductiva hasta el final, es decir desde la adolescencia hasta el climaterio.

¿Dónde nos puedes encontrar?
• En hospitales: paritorio, planta de maternidad, consultas de alto riesgo obstétrico…
• En los centros de Atención a la Mujer.
• En el ámbito de la asistencia privada: preparación al parto, asistencia al embarazo y parto domiciliario…


¿Quieres saber todo lo que una matrona puede hacer por ti?


• Asesoramiento preconcepcional.
• Seguimiento y acompañamiento durante el embarazo.
• Asistencia al parto y postparto.
• Atención al recién nacido durante los primeros 28 días de vida.
• Fomento y apoyo de la lactancia materna. Además te podemos poner en contacto con asociaciones de ayuda a la lactancia materna.
• Educación afectivo sexual.
• Información y seguimiento sobre métodos anticonceptivos.
• Realización de citologías e información sobre la prevención de enfermedades de transmisión sexual.
• Valoración del suelo pélvico y docencia sobre ejercicios para prevención de incontinencias.

Como podéis ver, son muchas las funciones que tenemos y la ayuda que te podemos proporcionar.

¡Acude a tu matrona!

Leyre Osés Ayúcar
Carolina Pastor Aguirre
Isabel Subiza Jiménez

Matronas del Complejo Hospitalario de Navarra
Miembros de la Junta de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)