Dermatitis atópica: ¿cómo controlarla?

Dermatitis atópica: ¿cómo controlarla?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se produce en brotes.

Es muy frecuente en la infancia, pero puede aparecer a cualquier edad, en diferentes localizaciones. Se desencadena por factores genéticos, inmunológicos, ambientales…

Está caracteriza por piel seca y sensible, placas de eccemas y picor intenso que puede alterar el sueño y la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

 

CUIDADOS PREVENTIVOS

Su control precisa un tratamiento adecuado en los brotes y cuidados preventivos continuos:

  • Usar ropa y calcetines de algodón o hilo. Evitar lana, fibra, prendas muy ajustadas… No abrigarse mucho.
  • Aclarar bien la ropa. No usar suavizantes.
  • Calzado de cuero o tela, bien aireado (usar deportivas poco tiempo).
  • Temperatura de la habitación suave, no calurosa. En invierno, conviene poner humidificadores en  radiadores o toallas húmedas…
  • Retirar objetos que retengan polvo (peluches, alfombras…).
  • No rascarse. Alternativas: antihistamínicos, cremas, frío, ambiente tranquilo, distracción, abanicar, agua termal, masaje, guantes por la noche, pijama de algodón húmedo…
  • Uñas cortas y limpias para evitar heridas y sobreinfecciones.
  • Ducha o baños cortos. No más de una vez al día, con agua tibia, no caliente, y productos adecuados para pieles atópicas (syndet, avena, aceites de baño…) sin detergentes, ni perfumes, ni conservantes. No usar esponjas. Secar sin frotar con toquecitos. Hidratar siempre después.
  • El cloro de las piscinas (especialmente las cubiertas) irrita la piel atópica. Antes del baño conviene aplicar cremas barrera y al salir, ducharse para eliminar el cloro e hidratarse después.
  • Van bien la exposición moderada a la luz solar y los baños de agua de mar.
  • Hidratar todos los días la piel al menos una vez con cremas emolientes: hidratan, aportan grasa y evitan la pérdida de agua, restauran la función barrera de la piel y reducen el picor.

 

TRATAMIENTOS

En las zonas de eccema, no debe darse hidratantes (escuecen). Se recomienda aplicar tratamiento:

  • Corticoides tópicos: dosis y tiempo indicado mientras haya lesiones.
  • Inmuno-moduladores tópicos (Pimecrolimus y Tacrolimus): complemento/alternativa de los corticoides. Menos efectos adversos, se pueden usar de mantenimiento.
  • Antibiótico si existe sobreinfección.
  • Antihistaminicos orales si hay picor.
  • Tratamientos sistémicos en casos severos: fototerapia, inmunosupresores, medicamentos biológicos…

 

La enfermera ofertará cuidados adaptados a las necesidades de cada paciente

 

Mº Pilar Hernández Orta
Enfermera de Dermatología. Hospital Reina Sofía de Tudela.

 

Fuentes:

  • Muñoz Mañas V., Fornes Pujalte B., Lucha Fernández V., Palomar Llatas F.,  Dermatitis atopica (DA): hidratación y plan de cuidados. Enfermería Dermatológica  nº 1 · mayo-junio 2007. Pag 16-23.
  • Asociación Española de Familiares y Pacientes de Dermatitis Atópica (ADEA). Conocer la Dermatitis Atópica. Principios generales del cuidado de la piel con dermatitis atópica. Adeaweb.org [Sede Web]. 2014. [Consultado el 26/11/2014]. Disponible en: www.adeaweb.org./02sabermas/conocerlada/cuidadopiel/index.htm
¿Qué es el plan de parto?

¿Qué es el plan de parto?

La estrategia de atención al parto normal incluye el plan de parto como otro punto más para la consecución de la humanización de la atención al parto. En España en el año 2007, la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) impulsó la «Iniciativa de Parto Normal», que recomienda la elaboración de un plan de parto. Por su parte, el Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad (MSPI) publicó en 2011 la guía “Plan de parto y nacimiento”.

El plan de parto es un documento donde cada pareja expresa sus preferencias, ideales, necesidades y deseos en torno al futuro parto y cuidados del nacimiento de su hijo.

Dicho documento es facilitado a las gestantes en su centro de atención a la salud sexual y reproductiva (CASSYR) de referencia. El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea cuenta con una adaptación del plan de parto planteado por el Ministerio de Sanidad. Durante la educación maternal, la matrona informa sobre qué es el plan de parto, qué alternativas pueden elegir y asesora personalmente a cada mujer con su plan de parto. Suele ser el tercer trimestre de gestación el momento más adecuado para crear su propio plan de parto.

OPCIONES RESPECTO AL PARTO Y AL CUIDADO DEL RECIÉN NACIDO

Llegado el día del alumbramiento, la pareja entrega dicho documento al personal que va a atenderle durante el proceso del parto y del puerperio, lo que le convierte en una guía útil de comunicación entre el personal y la pareja.

En este documento, la pareja puede contemplar las siguientes opciones con respecto a su parto:

  • Acompañamiento: quién será el acompañante que desea.
  • Espacio físico: este apartado hace referencia a cuál es el lugar de preferencia para el parto a optar entre sala de dilatación o paritorio.
  • Posición: qué posición o posiciones le gustaría adoptar durante el parto.
  • Tipo de analgesia solicitada: analgesia epidural y/o las distintas alternativas de apoyo al tratamiento del dolor: esferodinamia, calor, duchas, música…
  • Canalización de vía venosa o no.
  • Autorización o no para la donación de cordón umbilical.
  • Corte de cordón: deseo de corte precoz o tardío y quién procede al corte, si ella, la pareja o el personal sanitario.

Con respecto a los cuidados del recién nacido:

  • Tipo de lactancia a elegir: materna, mixta, artificial.
  • Cuidados a aplicar:
  • Administración de vitamina K: oral/intravenosa.
  • Profilaxis oftálmica: si aplicar o no.
  • Higiene y baño: deseo de realizarlo o no, y si desean participar los padres en esos cuidados.

Por último, se recoge un apartado abierto de sugerencias y/o otros deseos.

GUÍA DE PREFERENCIAS, NO UN TEXTO FIJO

Durante el proceso del parto y el puerperio, pueden suceder distintas circunstancias que impidan seguir alguna de las opciones elegidas del plan del parto, dando prioridad a las necesidades médicas de seguridad para el bebé y la madre, tras informar adecuadamente y pedir el consentimiento, asegurando el bienestar de ambos.

Por ello insistimos que el plan de parto es una guía de las preferencias a seguir, y no un texto fijo que marque las directrices de lo que debe realizarse durante el parto, ya que este sufre modificaciones tanto por la salud materno-fetal, como por las propias necesidades de la gestante, que cambian durante el proceso.

Por otro lado, y al hilo de la seguridad, el plan de parto no contempla la posibilidad de elección de prácticas no aconsejadas actualmente por la evidencia científica por ser innecesarias o perjudiciales en el curso de un parto normal

Esta iniciativa es todo un hito en la humanización del parto. Logra que tanto pareja como gestante sean conocedores y participes activos en el proceso de parto y de los cuidados posteriores de su hijo. Los profesionales sanitarios apostamos por continuar en su desarrollo y abogamos por que todas las gestantes realicen su propio plan de parto.

 

Esther de la Rua Rumí
Laura Alonso Fernández 
Soraya María González Pérez 
Julieta Mansilla Cordero
Matronas del Complejo Hospitalario de Navarra-B. Miembros de la Junta de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

 

Fuentes

  • Consejería de Salud. Plan de parto y nacimiento. Sistema Sanitario Público de Andalucía. Sevilla: Junta de Andalucía. Consejería de Salud, 2009.
  • Quintana, Charo et al,  (2010) Atención al  parto normal. Guía dirigida a mujeres embarazadas, a futuros padres, así como a sus acompañantes y familiares. Ministerio de Sanidad y Consumo. Servicio  central  de  publicaciones del Gobierno  Vasco.
  • Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO, 2008). Recomendaciones sobre la asistencia al parto.
  • Plan de parto y Nacimiento. Comités institucional y técnico de la Estrategia de Atención  al  Parto  Normal y de Salud. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. 2011.

 

Fotografía: Ariadna Creus y Àngel García (Banc d’Imatges Infermeres)

 

Entre los propósitos del nuevo año, la salud

Entre los propósitos del nuevo año, la salud

La despedida del año y el comienzo del siguiente trae consigo cambios en nuestra rutina diaria. Los eventos y celebraciones nos llevan a realizar excesos en la mesa, tensiones emocionales y estrés que suelen convertirse en norma.

Con el inicio del nuevo año es muy común hacerse propósitos: aquella actividad que llevas mucho tiempo queriendo aprender, amistades que retomar… En muchos casos, uno de estos propósitos se relaciona con la salud: hacer deporte, volver a la alimentación saludable tras las celebraciones, dejar de fumar… A continuación, vamos a ver las recomendaciones básicas que podríamos aplicar para mejorar nuestros estilos de vida:

  • Actividad física:
    • 30 minutos de actividad moderada 5 o más veces a la semana: caminar, nadar, correr, bailar…
    • Ejercicios de fuerza, flexibilidad y equilibrio 2 o 3 días a la semana: gimnasia, yoga, estiramientos…
  • Alimentación saludable y equilibrada. Mantener un peso adecuado.
  • Tabaco y alcohol: dejar de fumar y evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Bienestar emocional: se puede influir sobre sentirse bien: cuídate, cuida a los demás y al entorno. Reducir el estrés.

Es aconsejable empezar modificando aquello que te resulte más fácil. Comenzar con pequeñas metas y una vez conseguidas, las fuerzas para plantearte nuevos retos serán mayores.

Para más información puedes acceder a este folleto o solicitar cita con la enfermera del Centro de Salud, que te ayudará en el proceso de cambio hacia una mejora en su salud.

 

Amaya Aguas Torres
Sonia Domínguez Pascual
Enfermeras. Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra
 (ISPLN)

 

Fuentes

 

Imagen de skeeze en Pixabay

Procesionaria del pino: síntomas de reacciones y prevención

Procesionaria del pino: síntomas de reacciones y prevención

La procesionaria del pino es un tipo de oruga, llamada científicamente “Thaumetopoea Pityocampa”. Aparecen donde hay pinos (también en abetos y cedros) y se alimentan de las hojas de este árbol. Se aprecian en las bolsas de seda que construyen a modo de refugio.

Estas orugas se desplazan en hileras largas, uno tras de otra, en fila india, en busca de comida. Finalmente se entierran en el suelo y en verano eclosionan y surgen mariposas.

La característica peligrosa de estas orugas son los pelillos urticantes que recubren su cuerpo, ya que al contacto provocan escozor. Incluso si se sienten amenazadas, pueden liberar sus pelillos.

 

SÍNTOMAS ASOCIADOS AL CONTACTO
  • Alergia: en niños alérgicos debido a la reacción a sus filamentos tóxicos.
  • Urticaria: dermatitis irritativa, picor y cierta hinchazón en la zona (forma de habas y ronchas).
  • Conjuntivitis: molestias y picor en los ojos.
  • Vías respiratorias: poco común, pero puede darse una inflamación respiratoria (acudir a Urgencias).
TRATAMIENTO
  • Se aconseja aplicar compresas de agua fría en la zona donde se produce el picor (como antiinflamatorio).
  • Si las lesiones son muy extensas, se debe consultar con el pediatra, quien valorará el mejor tratamiento.
PREVENCIÓN
  • Conviene tener cuidado en los meses en los que las larvas descienden (febrero a abril). En ocasiones, si el invierno es suave, se adelantan de enero a marzo.
  • En caso de excursión a estas áreas, se recomienda llevar el cuerpo tapado con camisetas de mangas largas y pantalón largo.
  • Se debe evitar el contacto con la procesionaria, las orugas, nidos o árboles donde residen.
  • Tampoco se debe recoger ni jugar con piñas de pinares afectados. Evitar también jugar con la tierra cercana, ya que existe el posible contacto con las larvas enterradas.

 

Mª Carolina Espinoza Paul
Marina Murcia García
Enfermeras del Consejo Sanitario. Servicio Extrahospitalario de Urgencias de Pamplona.

 

Fuentes

 

Imagen de Josep Monter Martinez en Pixabay

Moscas volantes en la vista

Moscas volantes en la vista

Las moscas volantes (técnicamente, miodesopsias) son pequeños puntos, líneas, como telas de araña oscuras que aparecen por el campo de visión y se mueven al intentar mirarlos, nunca permanecen quietas. Se aprecian más al mirar a un fondo claro como una pared, la pantalla del ordenador, etc.

 

CAUSAS

Son pequeñas condensaciones gelatinosas que se forman en el humor vítreo (líquido gelatinoso que rellena el ojo) a medida que envejecemos.

Son muy comunes y no son motivo de alarma. Al principio puede ser incomodo verlas, pero con el tiempo van disminuyendo, depositándose bajo la línea de visión, aunque no suelen desaparecer del todo.

Es más probable que ocurran en personas con diabetes, operados de cataratas, miopes con alta graduación y tras un desprendimiento de retina.

 

PREVENCIÓN

Aunque no pueden prevenirse, puede ayudar seguir unas pautas generales de cuidado de los ojos como:

  • Llevar una dieta sana.
  • Dejar de fumar.
  • Realizar revisiones periódicas de la visión.
  • Llevar protección ocular adecuada.
  • Descansar los ojos frecuentemente, parpadeando y mirando al horizonte cuando estemos forzando la vista.

Si el numero de moscas no cambia con el tiempo, se puede estar tranquilo, pero sería motivo de consulta si:

  • Aumentan súbitamente.
  • Se producen destellos de luz en la visión o aparece una sombra negra.
  • Dolor ocular o aumento de moscas tras cirugía ocular o un traumatismo.

 

TRATAMIENTO

Casi nunca requieren tratamiento, sólo en muy raras ocasiones las moscas pueden ser tantas y tan densas, que bloquean la visión. Entonces el oftalmólogo puede sugerir una cirugía llamada vitrectomía (se extrae el vítreo y se sustituye por una solución salina).

Lo más común y aconsejado es acostumbrarse a verlas, la mayoría de la gente aprende a ignorarlas con el tiempo (puede ayudar realizar técnicas de relajación).

Si molestan, hay que intentar sacarlas del campo de visión, moviendo los ojos de arriba a abajo para que se desplacen y dejen de verse.

 

Beatriz Pierola Ruiz de Galarreta
Alvaro Cabañas Oter
Enfermeras. Complejo Hospitalario de Navarra.

 

Fuentes 

Desarrollo psicomotor desde los 12 meses hasta los 3 años

Desarrollo psicomotor desde los 12 meses hasta los 3 años

Como bien decíamos en el post de desarrollo psicomotor en el primer año de vida, este desarrollo es la adquisición progresiva y continuada de habilidades que se observa en el niño durante toda la infancia.

No debemos olvidar que, aunque las secuencias del desarrollo son generalmente las mismas en todos, la velocidad y fechas de adquisición dependen de cada niño y también de factores externos.

Estos son algunos ejemplos, que deben tomarse de forma orientativa. Si se detecta alguna variación, no supone necesariamente que exista algún problema, pero si se recomienda que lo consultéis con vuestro pediatra y/o enfermera de pediatría.

15 MESES
  • Da pasitos solo.
  • Se agacha y se pone de pie sin apoyo.
  • Dice entre 3 y 6 palabras.
  • Entiende órdenes sencillas.
  • Señala partes del cuerpo.
  • Bebe solo de una taza y se lleva la cuchara a la boca.
18 MESES
  • Camina solo.
  • Sube escaleras cogido de una mano. Las baja solo.
  • Arrastra un carro, un juguete…
  • Hace una torre de 3 cubos.
  • Pasa páginas de un libro o revista.
  • Hace garabatos.
  • Dice al menos 8 palabras (entre ellas, no) y tiene jerga propia.
  • Ayuda a recoger los juguetes.
  • Tapa un boli.
24 MESES
  • Chuta una pelota, empieza a correr.
  • Construye torres de 6 cubos.
  • Imita un trazo.
  • Nombra 4 cosas comunes.
  • Nombra y señala al menos 2 dibujos.
  • Empieza a unir 2 palabras con sentido (mamá ven, por favor…)
  • Sabe los nombres de personas cercanas.
  • Obedece instrucciones de 2 enunciados.
  • Come solo y usa cuchara.
  • Juega con su imaginación de forma sencilla y se entusiasma al jugar con otros niños.
36 MESES
  • Sube y baja escaleras alternando pies.
  • Corre fácilmente.
  • Puede pedalear un triciclo.
  • Copia un círculo.
  • Hace un puzle, rompecabezas de 3-4 piezas.
  • Hace frases.
  • Sabe su nombre, edad y si es niño/a.
  • Juega con otros y espera su turno.
  • Demuestra cariño por amigos y preocupación si lloran.
  • Se viste y desviste sin ayuda.
  • Usa la cuchara y tenedor de forma correcta.
  • Reconoce y señala los colores.
  • Realiza juego simbólico.
  • Es capaz de saltar con los pies juntos.

Recordad que es importante permitirles que exploren espacios, experimenten con las cosas e intenten resolver pequeñas dificultades, pasar tiempo de juego y lectura con ellos, y acompañarles y ayudarles en las inquietudes que surgen en cada etapa.

Aquí os dejamos un par de cuentos para leer a vuestros pequeños, a la vez que observáis los distintos hitos que realizan por edad:

⇒ Cuento para niños de 2 años.
 Cuento para niños de 3 años.

 

 

Irene Velasco Huici
Marta Espartosa Larrayad
Maria Eugenia Milagro Jiménez

Enfermeras especialistas en Pediatría.
Miembros de la Asociación de Enfermería Pediátrica de Aragón y Navarra (AEPAN).

 

Fuentes

 

Foto: Imagen de Esi Grünhagen en Pixabay