¿Qué es el VIH?

¿Qué es el VIH?

El VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) es un virus que se propaga por el contacto de algunos fluidos corporales con una persona que está infectada. Este ataca al sistema inmune, destruyendo un tipo de células de defensa llamadas células CD4 o linfocitos T.

En la primera etapa (puede durar años), el VIH permanece latente dentro de los linfocitos, pero luego se activa y comienza a destruirlos, perdiendo el cuerpo la capacidad de luchar contra las infecciones y algunas enfermedades.

CONTAGIO DEL VIH

Se propaga solamente a través de ciertos líquidos corporales de una persona portadora del virus:

  • Líquido pre-seminal.
  • Secreciones vaginales y anales.
  • Leche materna.

Las principales formas de contagio son el sexo anal o vaginal sin preservativo y compartir medios para la inyección de drogas (jeringuillas).

También puede transmitirse a los hijos durante el embarazo, parto y lactancia.

No se puede contagiar el virus al tocar (abrazar, dar la mano…) a una persona con el virus, ni tampoco a través de objetos, el aire, el agua o insectos que se alimenten de sangre.

SÍNTOMAS

Las primeras 2 a 4 semanas pueden aparecer síntomas parecidos a la gripe: fiebre, malestar, debilidad, pérdida de peso, inflamación de los ganglios…

Conforme la enfermedad avanza, pueden aparecer las enfermedades oportunistas como neumonía, tuberculosis

TRATAMIENTO

No existe cura para eliminar totalmente el virus, pero sí un tratamiento para evitar su multiplicación y reducir la concentración en el cuerpo: es una combinación de medicamentos que se toman a diario y a la misma hora.

Una baja concentración del virus en el cuerpo protege el sistema inmunitario y evitará que la enfermedad avance a SIDA.

CÓMO PREVENIR EL CONTAGIO
  • Utilizar preservativo de la manera correcta siempre que se tengan relaciones sexuales.
  • No compartir equipos para la inyección de drogas.
PRUEBA DEL VIH

Puede realizarse gratuitamente en los centros de atención primaria, atención a la mujer y ONG´s como la Comisión ciudadana antisida y Sare que ofrecen la prueba rápida en saliva.

 

Alvaro Cabañas Oter
Beatriz Pierola Ruiz de Galarreta
Enfermeras. Complejo Hospitalario de Navarra.

 

Fuentes

  • AIDS info. HIV Treatment-Just Diagnosed: Next Steps After Testing Positive for HIV. HIV Treatment. 2019.
  • Spirig R, Moody K, Battegay M, De Geest S. Symptom Management in HIV/AIDS. Adv Nurs Sci. 2005;28(4):333–44.
  • Centers for Disease Control and Prevention. HIV Transmission | HIV Basics | HIV/AIDS | CDC. Centers for Disease Control and Prevention. 2018.

 

Imagen: Gary van der Merwe – graphics by Niki K Aids Awareness Red RibbonLapel pins http://www.aochiworld.com/, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1460095

Cuidado del paciente crónico y pluripatológico cuando vuelve a casa

Cuidado del paciente crónico y pluripatológico cuando vuelve a casa

Cuando un paciente crónico y pluripatológico es dado de alta de un ingreso hospitalario dispone de varios recursos de atención sanitaria continuada. Uno de ellos es la enfermera de Consejo Sanitario, cuya función viene contemplada en el Plan Estratégico del Paciente Crónico y Pluripatológico del Servicio Navarro de Salud/Osasunbidea.

Una de sus funciones es realizar llamadas de seguimiento a las 24 horas del alta hospitalaria solicitadas por los servicios hospitalarios en víspera de festivos y fines de semana. En ocasiones, el médico de Atención Primaria puede solicitar a través de correo electrónico el seguimiento telefónico de un paciente crónico concreto fuera del horario del centro de salud.

Mediante la llamada de seguimiento, la enfermera de Consejo Sanitario, valora los siguientes aspectos:

  • Estado general del paciente.
  • Manejo del dolor.
  • Estado de heridas o suturas (supuración y/o sangrado).
  • Aparición de lesiones cutáneas, úlceras.
  • Aparición de nueva sintomatología.
  • Estado nutricional del paciente. Variaciones en el apetito, dieta e ingestas adecuadas.
  • Calidad del descanso nocturno.
  • Constantes tomadas en domicilio: tensión arterial, peso, glucemia capilar, temperatura.
  • Deposiciones/micciones en las últimas 24 horas.
  • Dudas sobre medicación.
  • Citas médicas pendientes o confirmandas.
SIGNOS DE ALARMA

En líneas generales, independientemente de la patología concreta del paciente crónico o pluripatológico, existen una serie de signos de alarma que los familiares o cuidadores deben aprender a identificar:

  • Aparición súbita o aumento (si ya existía previamente) de dificultad respiratoria.
  • Edemas (hinchazones) de aparición brusca.
  • Cambios en el estado general del paciente: no contesta, conversación incongruente, agresividad repentina, alteración de la movilidad…
  • Palidez o rojez importante de la cara o cuerpo.
  • Alteraciones llamativas de las contantes: tensión, glucemia…

En estos casos, el familiar deberá ponerse en contacto con:

  • Su centro de salud: de lunes a viernes de 8-15 horas.
  • Enfermera de Consejo Sanitario: de 9-21 horas todos los días de la semana, incluidos festivos.
  • SOS Navarra 112: de 21 a 8 horas, o en cualquier momento del día si no consigue contactar con los otros recursos.

 

Leyre Ezcurra Acedo
Enfermera del 
Consejo Sanitario. SUE Pamplona
Estefanía Afang Mapango
Enfermera de Servicio de Urgencias Extrahospitalarias (SUE Pamplona)

Tamalai Munárriz Granado
Enfermera del
 Consejo Sanitario. SUE Pamplona

 

Fuentes

  • Departamento Salud: Gobierno de Navarra. Estrategia navarra de atención integrada a pacientes crónicos y pluripatológicos. Pamplona: Dirección General de Salud; 2013. pp. 128–155.
  • Protocolos y Guías de Actuación propias del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias del Servicio Navarro de Salud/Osasunbidea (SUE)

 

Imagen: Pixabay/Guvo59

Dermatitis asociada a incontinencia

Dermatitis asociada a incontinencia

La piel es el órgano más extenso del cuerpo. Entre las funciones más importantes que realiza se encuentra la protección ante el daño de agentes externos.

El paso del tiempo hace que el estado de nuestra piel vaya cambiando, y la función de protección se vaya deteriorando, haciendo más fácil que se produzcan diversas lesiones.

En personas de edad avanzada en las que dicha función de protección se va deteriorando, la humedad producida por incontinencia, tanto urinaria como fecal, es uno de los agentes que facilita la aparición de lesiones cutáneas, entre ellas la llamada dermatitis asociada a la incontinencia (DAI).

¿QUÉ ES?

Son lesiones cutáneas que se producen por una exposición durante largos periodos de tiempo a la humedad y las sustancias irritantes producidas por la orina o las heces, principalmente.

Esta exposición excesiva hace que aparezca un enrojecimiento de la zona, acompañada de una inflamación, y con el tiempo, la aparición de lesiones, si esta no es tratada.

Se suele dar con frecuencia en personas que sufren de incontinencia urinaria y/o fecal, de allí su nombre.

 ¿DÓNDE APARECE?
  • Con mayor frecuencia en la zona de los glúteos, ingles, interglúteo y zona perianal.
  • También pueden aparecer en muslos y parte baja de la espalda.
CUIDADOS Y PREVENCIÓN

Las medidas preventivas y los cuidados correctos, aunque sencillos, son de vital importancia para evitar su aparición, y para que la evolución de estas, en caso de ya haber aparecido, sea satisfactoria.

Los objetivos principales a la hora de hacer frente al DAI son: limpieza, hidratación y protección. Para ello debemos:

  • Mantener una correcta higiene de la zona. Se puede limpiar esta simplemente con agua y jabón.
  • Secar bien la zona. Intentaremos secar con suavidad evitando frotar para no lesionar la piel.
  • Mantener la zona hidratada. Para ello podemos aplicar cremas hidratantes con el fin de reforzar la función protectora de la piel.
  • Proteger la zona con las llamadas cremas de barrera. Estas lo que hacen es crear una película impermeable o semipermeable que protege la piel del contacto con el agua y las sustancias irritantes que contienen la orina y las heces.
  • Cambio frecuente de absorbente, si lo usase.
  • Vigilar e inspeccionar las zonas de riesgo con frecuencia.
  • Si observase aumento de la zona afectada o empeoramiento, debe acudir a su centro sanitario de referencia.

 

 

Estefanía Afang Mapango
Enfermera de Servicio de Urgencias Extrahospitalarias (SUE Pamplona)

Tamalai Munárriz Granado
Leyre Ezcurra Acedo.
Enfermeras del Consejo Sanitario. SUE Pamplona

 

 

Fuentes

  • García Fernández FP; López Casanova P, Rodríguez Palma M, Segovia Gómez T, Soldevilla Agreda JJ. Cuidados de la piel en pacientes con incontinencia y prevención de lesiones asociadas a la humedad. Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Ulceras por Presión y Heridas Crónicas. 2016. https://gneaupp.info/cuidados-de-la-piel-en-pacientes-con-incontinencia-y-prevencion-de-lesiones-asociadas-a-la-humedad/ (Última consulta 13 agosto 2020)
  • García Fernández FR, Ibars Moncasi P, Martínez Cuerva F, Perdomo Pérez E, Rodríguez Palma M, Rueda López J, Soldevilla Agreda JJ, Verdú Soriano J. Incontinencia y Úlceras por presión. Serie de Documentos Técnicos GNEAUPP Nº 10. Madrid. Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Ulceras por Presión y Heridas Crónicas. 2006. https://gneaupp.info/incontinencia-y-ulceras-por-presion/ (Última consulta 13 agosto 2020)
  • Zapata Sampedro MA, Castro Varela L, Tejada Caro R. Lesiones por humedad. Revisión de conocimientos. Enfermería Global. 2015; 38:325-334
Lactancia materna en tiempos de coronavirus

Lactancia materna en tiempos de coronavirus

Al inicio de la pandemia por SARS-CoV-2, madres con COVID-19 positivas fueron separadas de sus recién nacidos bajo el miedo y el desconocimiento científico, sin tener la posibilidad de beneficiarse de los primeros minutos de contacto piel con piel y de un inicio precoz de la lactancia materna.

Hasta el momento, la evidencia científica indica que no hay transmisión vertical de SARS-CoV-2 a través de la leche materna. Es decir, el contagio de la madre al bebé a través de la leche no es posible. Por lo que se recomienda la lactancia prácticamente en todos los casos, ya que mejora la supervivencia de los lactantes y tiene el potencial beneficio de transmitir anticuerpos frente al coronavirus de la madre al recién nacido.

RECOMENDACIONES EN CASO DE INFECCIÓN

No obstante, el manejo de la transmisión perinatal (el contagio del virus desde una madre infectada al recién nacido durante el posparto), conlleva una serie de medidas importantes a tener en cuenta. Una madre COVID-19 positiva podrá realizar contacto piel con piel y lactar siempre que su situación clínica lo permita, siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Extremar las medidas de higiene con lavado de manos frecuente (especialmente antes de tocar al bebé).
  • Limpieza y desinfección de superficies y utensilios.
  • Cubrirse la boca y la nariz para estornudar o toser
  • Lavarse nuevamente las manos y la utilización de mascarilla durante el amamantamiento.

En los casos en los que la lactancia materna no pueda ser directa, se puede optar por la extracción de leche materna para dársela posteriormente al bebé (lactancia materna diferida).

El Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría ha publicado un decálogo con recomendaciones durante la lactancia para madres infectadas o con sospecha de infección por coronavirus que puede consultarse en la siguiente página web.

COMPATIBILIDAD DEL TRATAMIENTO CON LA LACTANCIA

En el caso de que la madre esté recibiendo fármacos para el tratamiento de  la infección, puede consultarse en la web http://www.e-lactancia.org la compatibilidad de los medicamentos con la lactancia materna.

En conclusión, todas las sociedades científicas coinciden en fomentar y mantener la lactancia materna. Y es que aún en estos tiempos de pandemia, no debemos olvidar los múltiples beneficios que otorga la lactancia, entre los que se encuentran la protección frente a infecciones durante la infancia.

 

Paula Martínez Alfonso
Laura Alonso Fernández
Estefanía Castillo Castro

Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

 

Fuentes

  • Asociación Española de Pediatría (AEP)
  • Organización Mundial de la Salud (OMS)
  • IHAN (Iniciativa para la humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia)
Recomendaciones para el embarazo y puerperio durante la pandemia por COVID-19 en Navarra

Recomendaciones para el embarazo y puerperio durante la pandemia por COVID-19 en Navarra

EMBARAZO
¿Las embarazadas somos población de alto riesgo?

No hay demostrada una mayor susceptibilidad de la gestante, aunque en caso de enfermedad sí podría influir la inmunidad y los cambios fisiológicos respiratorios en un pequeño grupo de embarazadas.

 

¿Hay afectación fetal en caso de infección?

No se ha evidenciado que la infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo se asocie con un mayor riesgo de aborto espontáneo o parto prematuro espontáneo, aunque todos los procesos infecciosos que producen fiebre, son susceptibles de aumentar este riesgo.

Tampoco hay evidencia de que la infección cause malformaciones congénitas en el recién nacido.

 

¿Cómo va a ser controlado mi embarazo durante la pandemia?

El control de la gestación en Navarra lo realizan las matronas y obstetras. El actual protocolo propone algunas visitas presenciales y otras mediante consulta telefónica. La educación maternal presencial se ha suspendido durante la pandemia, pero se ofrecen recursos online. Consulta en tu Cassyr (Centro de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva) de referencia.

 

¿Debo vacunarme de la gripe durante la pandemia?

Sí. El Ministerio de Sanidad recomienda la vacunación de la gripe a todas las embarazadas y en el postparto hasta 6 meses después del mismo en caso de no haber recibido la vacuna durante la gestación.

 

EL DÍA DEL PARTO
¿Se realiza PCR para coronavirus a todas las mujeres que ingresan en la Unidad de Partos?

Si. Siguiendo la recomendación por parte del Ministerio de Sanidad, a todos los ingresos hospitalarios, tanto por parto, como por cualquier otra razón, se les realizará una recogida de muestra orofaríngea (fondo de la boca) y nasofaríngea (fondo de la nariz) para determinar si hay infección por coronavirus (PCR).

 

¿Tengo que dar a luz con mascarilla?

Si, el uso de la mascarilla es obligatorio como medida de prevención cuando nos encontramos en espacios cerrados y compartimos espacio con otras personas, especialmente si no podemos mantener la distancia de seguridad.

 

¿Puede estar mi pareja conmigo una vez esté ingresada en el hospital?

Sí. Se permite un acompañante en todo momento durante el ingreso. Debes tener en cuenta que tu acompañante no debe tener sintomatología para COVID 19, haber estado en contacto estrecho con una persona diagnosticada positiva para coronavirus, ni estar pendiente del resultado de PCR para este virus.

A su entrada en partos se le realizará una toma de temperatura.

Mientras dure esta pandemia, no se permitirá que haya más familiares dentro del hospital, por lo que es tu responsabilidad avisar a amigos/as y familiares de no acudir al hospital.

 

 

INFECCIÓN POR SARS-CoV-2
Si doy positivo, ¿cómo será controlado mi embarazo?

Ante la sospecha de infección por sintomatología respiratoria (fiebre, tos seca, etc.) se recomienda ponerse en contacto con los Servicios Sanitarios de referencia de nuestra Comunidad y autoaislarse en el domicilio hasta descartar la infección.

Si se confirmase la infección se debe informar a su Cassyr para reorganizar las visitas y será el profesional de referencia quien le indique como se proseguirá el seguimiento de embarazo.

 

¿Mi parto se verá afectado? 

Los datos del Ministerio de Sanidad sugieren que alrededor del 80% de las mujeres embarazadas positivas para SARS-COV-2 podrían pasar la enfermedad de forma leve o asintomática. Siendo este el caso más probable, la infección no debería interferir en tu parto. Una vez confirmada la infección, los profesionales sanitarios que estén en contacto contigo, lo harán protegidos por EPI y mascarilla.

 

¿Puedo estar acompañada en el parto?

Sí. La mujer embarazada y el acompañante serán aislados juntos, siempre y cuando el acompañante sea asintomático.

Solo se permitirá un acompañante y bajo ningún concepto se intercambiará este rol con otras personas.

 

¿Me separarán de mi bebé?

No. Siempre y cuando tanto la madre como el recién nacido se encuentren en un estado de salud óptimos.

 

¿Tiene mi bebé riesgo de nacer infectado al ser yo positiva?

No hay evidencia firme de transmisión vertical (antes, durante o tras el parto por lactancia materna) del SARS-CoV-2.

La transmisión de madre a hijo en los casos en los que ocurre, se produce mayoritariamente por el contacto estrecho entre ellos/as tras el nacimiento. Más adelante en este documento, te explicaremos cuales son las medidas de precaución para que esto no ocurra.

 

¿Tendré que quedarme ingresada en el hospital o podré irme a casa?

Siempre y cuando tanto madre como hijo/a estéis bien, una vez que el equipo de ginecología y de pediatría os dé el alta, podréis volver a vuestra residencia, donde tendréis que cumplir con el aislamiento estricto hasta que este sea retirado. Esto implica no recibir visitas en vuestro domicilio por parte de familiares o amigos/as.

 

 

LACTANCIA MATERNA
¿Puedo dar el pecho en caso de infección?

Si, de hecho, la OMS, UNICEF y la Academy of Breastfeeding Medicine, entre otros, recomiendan mantener el amamantamiento tanto para casos de madres con infección confirmada como probable, siempre y cuando se mantengan medidas para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto. La lactancia materna otorga muchos beneficios, como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al coronavirus, por ello y ante la evidencia actual, se recomienda el mantenimiento de la lactancia materna desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan.

En casos de madres con enfermedad grave y separadas de su recién nacido, se recomienda, si las condiciones lo permiten, la extracción de leche materna para la alimentación de su bebé en diferido.

 

¿Cuáles son las medidas que debo tomar para amamantar a mi bebé en caso de infección? 
  • El uso de mascarilla quirúrgica
  • El lavado de manos antes y después de cada toma
  • Evitar la contaminación de tus manos durante la toma (tocando otras superficies como el móvil o tocándote la cara), y si es así, lavado de manos tras la posible contaminación.
  • Se recomienda el uso de una bata limpia que cubra tu ropa cuando estés en contacto con tu bebé, y retirarla una vez finalice la toma.
  • La cuna de tu bebé debe estar a 2 metros de tu cama.
  • El resto de los cuidados que no sean la lactancia materna, deben ser realizados por una persona no infectada.

 

 

Elena Martínez Martínez
Vocal de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

Soraya María González Pérez
Vocal de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

Esther de la Rúa Rumi
Vicepresidenta  de la Asociación Navarra de Matronas (ANAMA)

 

Fuentes

  • Documento técnico Manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19. Versión de 17 junio de 2020. Ministerio de Sanidad del Gobierno de España.
  • Gestión de consultas de embarazo de bajo riesgo en la Nueva Normalidad tras la pandemia por COVID-19. Actualización 12 de junio 2020. Complejo Hospitalario de Navarra.
  • PREGUNTAS FRECUENTES: Lactancia materna y COVID-19. Para trabajadores de la salud. 12 de mayo de 2020. Organización Mundial de la Salud (OMS). WHO reference number: WHO/2019-nCoV/FAQ/Breast_feeding/2020.1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Está recomendada la vacuna frente a la gripe en la población infantil?

¿Está recomendada la vacuna frente a la gripe en la población infantil?

La gripe es una enfermedad vírica altamente infecciosa que suele aparecer en nuestro hemisferio y en nuestro país durante los meses más fríos del año (entre diciembre y febrero).

PROTECCIÓN CON LA VACUNA

Mediante la vacunación nos protegemos de la propia enfermedad y principalmente de sus posibles complicaciones. Tanto es así, que en la temporada 2019/2020 la vacunación evitó el 26% de las hospitalizaciones, el 40% de los ingresos en UCI y el 37% de las defunciones por culpa de la gripe en personas de 65 años de edad y mayores.

¿QUÉ OCURRE DESPUÉS DE LA VACUNACIÓN?

La vacunación frente a la gripe no puede causar gripe, ya que los virus de la vacuna están inactivados y no tienen capacidad infectiva.

Después de vacunarnos frente a la gripe, se puede tener molestias en el lugar de la inyección, que se pasan habitualmente a las 48 horas. En ocasiones puede aparecer fiebre y malestar que también se pasan en 1 o 2 días.

¿ME DEBO VACUNAR?

La vacunación frente a gripe se recomienda fundamentalmente a personas mayores de 64 años, embarazadas y trabajadores sanitarios, y a las personas de cualquier edad con alto riesgo de sufrir complicaciones en caso de tener la gripe y a las personas que están en contacto con ellas (especialmente cuidadores) ya que pueden transmitírsela.

La edad mínima para recibir una vacuna frente a gripe son los 6 meses de edad.

Aquí puedes consultar las recomendaciones oficiales de vacunación del:

¿SE TIENEN QUE VACUNAR LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS SANOS?

Los niños y niñas y adolescentes son el grupo poblacional con mayor incidencia de gripe y los que la transmiten a sus contactos, especialmente a personas mayores, aunque la sintomatología suele ser leve y se presentan pocas complicaciones.

Las Autoridades Sanitarias sí recomiendan la vacunación en los niños y niñas que por su estado de salud puedan tener una complicación si contraen la gripe, es decir, los que padecen alguna enfermedad crónica (grupos de riesgo). Consulta los considerados grupos de riesgo (tabla de la página 3), que también se detallan en el vídeo siguiente.

Para proteger a los niños y niñas sanas se recomienda la vacunación en las embarazadas, en cualquier trimestre del embarazo. También la vacunación de las puérperas, hasta los 6 meses tras el parto y (aunque no oficialmente) de los padres y madres  de estos niños y niñas, si conviven con ellos.

Sin embargo, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) considera que la vacunación frente a gripe de los niños y niñas sanas por encima de los 6 meses de edad es recomendable para la protección individual, la de su familia y a su entorno.

No obstante, en la temporada 2020/2021 y dado que el Ministerio y las Comunidades Autónomas han incrementado sus peticiones de dosis de vacuna a los laboratorios, la posibilidad de adquirir vacunas frente a gripe en las oficinas de farmacia para la vacunación, al margen de las recomendaciones oficiales, es difícil en la mayoría de los lugares.

¿QUÉ TENGO QUE HACER?

Consultar con la enfermera, pediatra o médico de familia, teniendo en cuenta las recomendaciones de:

 

 

Inmaculada Cuesta Esteve
Secretaria de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (ANENVAC)

José Antonio Forcada Segarra
Presidente de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (ANENVAC)