¿Cuánto dura la vida útil las mascarillas?

¿Cuánto dura la vida útil las mascarillas?

Con la entrada de los niños al cole, las dudas sobre la duración de la vida útil de las mascarillas vuelven a estar presentes entre padres y madres. La respuesta depende, lógicamente, del tipo de mascarilla utilizada.

Existen múltiples modelos de mascarillas en el mercado y no es el objetivo de este post explicar aspectos como el grado de filtración o la homologación de las mascarillas, sino dar una orientación sobre cuándo renovarlas. Para ello, vamos a dividir las mascarillas en tres tipos según el material del que estén elaboradas:

  • mascarillas de “papel” (quirúrgicas, por ejemplo).
  • mascarillas de tela.
  • mascarillas de tela con filtro renovable.

En la siguiente tabla se muestran de forma sintetizada las recomendaciones sobre el tiempo de uso, la reutilización (o lo que hemos denominado los “días de uso”), los cuidados que hay que tener y los motivos por los que habría que desecharlas inmediatamente, antes de esperar a que termine su “vida útil”.vida útil mascarillas

Dra. Leticia San Martín Rodríguez
Enfermera. Profesora del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra (UPNA)

Isabel Iturrioz Núñez
Enfermera. Supervisora del Servicio de Urgencias de la Clínica Universidad de Navarra (CUN)

 

Fuentes

 

Imagen: Pixabay/Alexandra_Koch

Tres hábitos que los niños deben adquirir en el uso de las mascarillas

Tres hábitos que los niños deben adquirir en el uso de las mascarillas

La mascarilla se ha convertido en un elemento cotidiano para todos nosotros, incluidos los más pequeños. Con la vuelta al cole es importante afianzar tres conceptos básicos en los niños sobre el uso de la mascarilla: poner/quitar, marcar y guardar, siendo conscientes siempre de que los niños aprenden de nuestro ejemplo como adultos, por lo que deberemos ser los primeros en poner en práctica estas recomendaciones.

  • PONER/QUITAR: para poner y quitar la mascarilla debe cogerse siempre por las gomas. Hay que recordar a los niños que se tiene que tocar lo menos posible la tela de la mascarilla y que esta tiene que tapar nariz-boca y barbilla. Además, es muy importante que adquieran el hábito de lavarse las manos antes y después de ponerse y quitarse la mascarilla.
  • MARCAR: las mascarillas no pueden intercambiarse con nadie, ni tampoco prestarlas. Para reforzar esta idea en el niño, puede ser útil marcarlas con su nombre o con sus iniciales. Además, para ayudar a los más pequeños en su colocación, también se puede marcar indicando la parte superior e inferior o la interna y externa.
  • GUARDAR: es importante tener el hábito de guardar las mascarillas siempre en el mismo sitio.
    • En casa: pueden colocarse pequeños contenedores de cartón, tela, mimbre, etc. (los que se usan para ordenar los armarios) con el nombre de cada uno de los miembros de la familia y colocarlos en una estantería o armario. También pueden usarse colgadores para colgar la mascarilla de cada uno, en uno de los ganchos o incluso una percha con pinzas identificadas con el nombre de cada miembro de la familia.
    • En el colegio: cuando el niño sale de casa o cuando va al colegio puede ser necesario que se quite la mascarilla para comer. En este caso, si el colegio no proporciona un sitio específico para guardarla, lo ideal es que lleve una bolsa de tela (como las que se llevaban antes para los almuerzos) o un sobre de papel del tamaño de medio folio, para que la guarde dentro mientras no tiene que utilizarla.

 

Dra. Leticia San Martín Rodríguez
Enfermera. Profesora del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra (UPNA)

Isabel Iturrioz Núñez
Enfermera. Supervisora del Servicio de Urgencias de la Clínica Universidad de Navarra (CUN)

 

Fuentes

 

Volvamos al cole cuidando nuestra salud mental

Volvamos al cole cuidando nuestra salud mental

Empieza septiembre y con este mes la vuelta a clase. Aunque muchas niñas y niños, esperan con ganas e ilusión el regreso a la escuela, otros se sentirán nerviosos o asustados.

Hay que lavarse las manos, mantener las distancias de seguridad, llevar mascarilla y otros múltiples cuidados. Sin embargo, no es solo el bienestar físico lo que deben tener en cuenta: igual de importante es cómo preservar la salud emocional y psicológica de padres, alumnos y personal docente, un tema que, aunque a veces no se presta la suficiente atención, ahora cobra especial importancia.

En el ámbito de la docencia es conveniente facilitar la participación en la toma de decisiones tanto del estudiante como de su familia, junto con el profesorado y otros agentes implicados.

Sentir ansiedad y preocupación por la situación actual es un sentimiento universal. En ocasiones pueden aparecer pensamientos negativos y preocupaciones acerca de si la seguridad es suficiente o qué es lo que voy a hacer si mi hijo se queda en casa. Tener estos pensamientos pueden llegar a ser inevitables en estas circunstancias, muchas veces, aparecen de forma automática. Así que, si no se pueden anticipar, al menos sería aconsejable aprender a gestionarlos.

RECOMENDACIONES

A continuación, presentamos algunas recomendaciones para ayudar a afrontar la vuelta al colegio para padres y profesores:

  • Mantener una actitud abierta de diálogo con tus hijos acerca de sus preocupaciones y hazle saber que es natural estar nervioso.
  • Responder a las preguntas sobre la pandemia de manera simple y honesta, teniendo en cuenta las necesidades del momento en su vida académica dada la situación de pandemia, ofreciendo y creando sensaciones de seguridad.
  • Se recomienda que el profesorado utilice transversalmente un lenguaje simbólico relacionado con aspectos positivos que hagan referencia al bienestar y a la calidad de vida, conocimientos, habilidades y destrezas muy importantes en estos momentos por los riesgos que conlleva la pandemia del COVID-19.
  • Es necesario identificar, validar y dar ejemplo de cómo manejar las emociones y sentimientos de los niños.
  • Promover la participación activa en las aulas fomentando las habilidades tanto académicas como emocionales y sociales que faciliten el aprendizaje.
  • Animar a mantener el contacto con sus amigos y seres queridos de manera creativa sin necesidad del contacto físico.
  • Mirar al futuro y explicar cómo los científicos están trabajando para conseguir una vacuna.
  • Ante el desconcierto e inseguridad que se vive a causa de la pandemia del COVID-19, se considera de especial importancia el fomento de relaciones de confianza mutua, promoviendo la comunicación abierta entre todos los actores implicados en la gestión de la enseñanza aprendizaje: personal directivo, docentes, estudiantes, asociaciones de madres y padres.

Promover y detectar cuanto antes el riesgo en la salud mental de niños, niñas y adolescentes, es importante para prevenir, proteger y tratar con medidas específicas, y teniendo en cuenta las necesidades particulares de los más vulnerables.

 

María Cruz Ariz Cia
Enfermera especialista en Salud Mental

Alba Fernández Falces
Enfermera especialista en Salud Mental

 

Fuentes

 

Imagen: Pixabay/soumen82hazra

Consejos enfermeros para una vuelta al cole segura

Consejos enfermeros para una vuelta al cole segura

Ante la apertura de los centros escolares y la situación epidemiológica actual, queremos realizar una serie de recomendaciones generales a las familias. Nuestro objetivo es minimizar el riesgo de transmisión del virus en las escuelas y la contención de la diseminación de la pandemia. También queremos ayudar a disminuir la ansiedad que está provocando la vuelta al colegio en padres / madres / tutores legales. La prevención es siempre mucho más efectiva que un tratamiento.

 

CUÁNDO NO IR AL COLEGIO

Las ideas que toda familia debe tener clara son:

  • No deben acudir al colegio los estudiantes diagnosticados de COVID-19 o que deban guardar cuarentena por diagnóstico de algún miembro de su unidad familiar.
  • Tampoco deben acudir si presentan algunos de los siguientes síntomas:
    • Fiebre: >37,5º
    • Dificultad respiratoria.
    • Síntomas típicos de un resfriado, como dolor de garganta, congestión o goteo nasal.
    • Escalofríos.
    • Dolor muscular.
    • Dolor de cabeza.
    • Pérdida del sentido del gusto y del olfato.
    • Náuseas o vómitos.
    • Diarrea.
    • Cansancio.

Si no tenemos esta precaución, podemos originar un foco. Nuestro hijo/a estará con otros niños y niñas y estos, a su vez, con sus padres, abuelos… Ante cualquier duda, podemos llamar a nuestro Centro de Salud o al 948-290-290.

 

PRINCIPALES RECOMENDACIONES
  • Utilización de mascarilla obligatoria a partir de los 6 años de edad. Comprobar que está limpia y correctamente colocada. Conviene llevar una o dos de repuesto.
  • Será necesario hablar con el pediatra si nuestro hijo/a sufre alguna enfermedad crónica o no puede llevar mascarilla.
  • Conviene tener completo y actualizado el calendario de vacunación.
  • La distancia de seguridad entre toda la comunidad educativa es de 1,5 metros. Deben aprender a mantenerla en distintas situaciones y es en casa donde hay que empezar a trabajarlo.
  • Insistir en la importancia de la higiene frecuente de manos. Estas facilitan la transmisión del virus.
  • Etiqueta respiratoria: recordarles que deben toser en el codo. Usar pañuelos de papel desechables. No tocarse ojos, boca o nariz.
  • A la hora de ir al colegio, llevar lo realmente necesario (almuerzo, libros). No llevar juguetes, cuentos y material innecesario.
  • Acudir al colegio con ropa cómoda, evitando el uso de pulseras, anillos, colgantes. Son objetos en los que el virus se puede quedar acantonado y de difícil limpieza.
  • Evitar que personas de edad avanzada o con enfermedades crónicas les lleven y/o recojan del colegio.
  • Educar a nuestros hijos e hijas para que no compartan vasos, botellas, bocadillos, juguetes, bolígrafos, etc.
  • Es muy importante llegar puntuales al colegio. Los centros han preparado entradas escalonadas para evitar aglomeraciones.
  • Al llegar a casa del colegio hay que tener especial cuidado:
    • Se recomienda quitarse en la entrada los zapatos y la mochila.
    • Limpiar las gafas, llaves, funda de móvil y el contenido de la mochila. Se puede usa una toallita desechable con alcohol 70%, o agua y jabón.
    • No tocar nada y ducharse, cambiarse de ropa y lavar la del colegio a una temperatura superior a 60º. Si no se lava es importante no sacudirla, airearla en un lugar adecuado (por ejemplo, el tendedero) y no reutilizarla en 2-3 días.
  • Si se lleva la comida de casa, lavar los utensilios (táper, cubiertos, etc.) en el lavavajillas.
  • Si viven en casa personas vulnerables o pertenecientes a los grupos de riesgo (mayor de 60 años, obesidad, enfermedades cardíacas o respiratorias, etc.), evitar el contacto, mantener distancia de seguridad, usar mascarillas, realizar desinfección frecuente de zonas comunes y si es posible, usar baños diferentes.
  • Acostumbrar a nuestros hijos e hijas a airear la habitación.

La Educación para la Salud puede alentar a los y las estudiantes a convertirse en promotores de la prevención y el control de la enfermedad en su hogar, en la escuela y en su comunidad, donde pueden explicar a otras personas cómo prevenir el contagio del virus.

 

Paula Larumbe Oroz
Enfermera del Centro Público de Educación Especial Andrés Muñoz Garde (Pamplona)

Ana Durana Murillo (@DuranaAna)
Enfermera del Centro Público de Educación Especial Torre Monreal (Tudela)

 

Fuentes

  • Alianza Internacional de Enfermeras Escolares. Plan Estratégico de enfermería escolar para el retorno seguro a las aulas durante la pandemia por SARS-CoV-2. Agosto 2020
  • Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar. Medidas de prevención frente el COVID-19, atención al público. Cataluña; 2020.
  • Asociación Científica Española de Enfermería y Salud Escolar. Guía de recomendaciones para el reinicio de las clases en los centros educativos (Covid-19). Mayo 2020
  • Bender, L. Mensaje de Acciones importantes para la Prevención y Control del COVID-19 en las escuelas. UNICEF. Nueva York; marzo 2020.
  • Ministerio de Sanidad. Documento técnico. Medidas higiénicas para la prevención de contagios del COVID-19. Gobierno de España; 2020.
  • Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa. Carteles de protocolos de actuación frente al Covid-19 – Coronavirus

 

Imagen: Pixabay/Alexandra_Koch

Vivir la sexualidad en la etapa de la vejez

Vivir la sexualidad en la etapa de la vejez

Nuestra sociedad está viviendo la revolución de la longevidad. Se vive más tiempo, con mejor salud y mayor calidad de vida.

El hecho de envejecer se relaciona con múltiples oportunidades. Se desarrollan sentimientos de mayor tranquilidad, crece el afán por disfrutar de la vida, se cuenta con saberes nacidos de la experiencia, disminuyen las presiones sociales, continúa la capacidad de aprender, la jubilación laboral ofrece un sinfín de posibilidades de relación, actividades sociales, culturales, recreativas…

CUATRO CONCEPTOS

Se abren nuevas perspectivas y horizontes para la persona que está viviendo un proceso de adaptación global, siendo la sexualidad y la afectividad unas dimensiones más, que son posibles vivirlas como fuente de satisfacción y bienestar.

Las personas mayores conservan, en general, el interés y las capacidades afectivas y sexuales. Si hablamos de sexo y de sexualidad, hablamos de cómo somos, de cómo nos vivimos y de cómo nos expresamos. Para entenderlo mejor, describiremos 4 conceptos básicos: sexo, sexualidad, erótica y amatoria.

  • Con la fecundación comienza el proceso de sexuación, en el cual nos vamos construyendo como mujeres y como hombres, que finaliza con la muerte. El sexo (mujer u hombre) está repleto de posibilidades. Es más, posiblemente no existan ni los hombres ni las mujeres completamente “puras” en todos sus niveles. Un hombre siempre tendrá elementos, o gradientes, femeninos. Al igual que una mujer elementos, o gradientes, masculinos.
  • La sexualidad hace referencia a la forma en que nos vivimos como hombres o como mujeres. Nos sentimos mujeres o nos sentimos hombres, y además, nos sentimos más o menos conformes con nosotros mismos/as. Estas vivencias cambian con la edad, con la individualidad de cada persona y también la influencia cultural del lugar donde vivimos.
  • También forma parte de la sexualidad nuestra orientación del deseo. El deseo erótico se puede orientar preferentemente hacia personas de nuestro mismo sexo (homosexualidad) o del sexo contrario (heterosexualidad): son muchas y diversas las formas de vivir la orientación del deseo erótico. Las personas mayores con orientación del deseo homosexual vivieron su juventud, en una sociedad con unas actitudes muy prohibitivas hacia la sexualidad, una generación que ha podido expresarse y vivir esta orientación ya en su madurez.
  • Por otro lado, está la erótica, que sería la forma de expresar la sexualidad: la conducta (besos, caricias, masturbaciones, abrazos…) y las fantasías que forman parte de la intimidad de cada persona para su uso y disfrute. Se basan en la ética de las relaciones y el buen trato compartido.
  • Y por último, la amatoria, que tiene que ver con el encuentro entre los sexos, sea entre mujer y hombre, dos hombres, dos mujeres… Existe una gran diversidad de encuentros y modelos de parejas.

En definitiva, existe gran variabilidad de posibilidades para mujeres y para hombres, con o sin discapacidad, sanos o con problemas de salud, en distintas etapas de la vida, con pareja o sin ella, con orientación del deseo heterosexual u homosexual. Vivirla como cada persona desee es un derecho dentro de la diversidad más diversa.

Para más información: Escuela de Mayores de Navarra.

 

Amaya Aguas Torres
Sonia Domínguez Pascual
Enfermeras. Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN)

 

Fuentes

 

Imagen de Brandon Roberts en Pixabay