¿Qué es la Unidad de Atención al Paciente?

¿Qué es la Unidad de Atención al Paciente?

Las unidades de Atención al Paciente son la responsables de atender a los usuarios de los servicios sanitarios, velando por el cumplimiento de sus derechos y obligaciones, y orientándoles en todo lo que necesiten.

También se encarga de recibir, atender y tramitar sus quejas, reclamaciones, sugerencias, agradecimientos y solicitudes con el fin de utilizar “la voz del paciente” como herramienta en la mejora en la atención sanitaria. Así mismo gestiona la entrega de copias de documentación clínica del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O).

 

¿CÓMO DIRIGIRSE A ATENCIÓN AL PACIENTE?

Preferentemente a través de internet en la página de Salud Navarra, a través de la Carpeta Personal de Salud o por correo electrónico dirigido a: atencion.paciente.hospnavarra@navarra.es.                  

Además, las comunicaciones pueden enviarse a través de:

  • Los buzones ubicados en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) A (antiguo Hospital de Navarra), CHN B (antiguo Hospital Virgen del Camino), CHN D (antigua Clínica Ubarmin), Centros de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva, centro de Consultas Externas Príncipe de Viana, Dr. San Martín y Conde Oliveto.
  • Por correo interno desde los Centros de Salud.
  • Por correo postal.

La atención presencial está desaconsejada temporalmente por la situación de la pandemia por COVID-19.

 

DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA EL TRÁMITE

En base a la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales, antes de tramitar un asunto es imprescindible acreditarse.

En nombre propio se deberá adjuntar fotocopia del DNI por las dos caras.

En representación de otra persona es necesario, además, el DNI y la autorización de la persona representada. Si es un hijo menor de 16 años, se debe añadir la fotocopia del libro de familia y para una persona fallecida el certificado de defunción y Libro de Familia.

 

QUÉ NO CORRESPONDE A ATENCIÓN AL PACIENTE
  • Solicitud de datos clínicos pertenecientes a centros privados: Clínica Universidad de Navarra, Clínica San Miguel, residencias de ancianos, etc. se tramitan en el propio centro, excepto si han sido derivados desde el SNS-O
  • Solicitud de pruebas complementarias de las que no ha sido informado: consulte el del resultado de las mismas con el médico correspondiente.
  • Solicitud de una segunda opinión: diríjase a su médico de familia o al Servicio de Gestión de Prestaciones y Conciertos si la desea en otra comunidad autónoma: teléfono 848428800
  • Cambio de especialista: comuníquelo a su médico de familia.
  • Incorporación a la historia clínica de documentación de centros externos al SNS-O: se realiza en los centros de salud.
  • Programas de detección precoz del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN): contactar con el ISPLN (calle Leyre, 15, 31003 Pamplona. Tfno: 848423440).

 

Sara Ocón Sáenz
Jana Osés Iriarte
María Teresa Sarratea Garaicoetxea
Enfermeras de la Sección de Accesibilidad y Atención al Ciudadano del Complejo Hospitalario de Navarra

 

Fuentes

  • Ley Foral 17/2010, de 8 de noviembre, de derechos y deberes de las personas en materia de salud en la Comunidad Foral de Navarra.
  • Decreto Foral 204/1994, de 24 de octubre, establece el procedimiento de quejas y reclamaciones y de propuesta de sugerencias de los ciudadanos respecto dl sistema sanitario de la Comunidad Foral de Navarra.
  • Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales
Lombrices en la familia, ¿qué hacer?

Lombrices en la familia, ¿qué hacer?

Los lombrices intestinales u oxiuros son gusanos blancos y cilíndricos de 1 centímetro aproximadamente de longitud, que se alojan en el intestino y depositan los huevos en la mucosa anal en varones y en la mucosa anal y genital en mujeres. Esta actividad produce picor e incluso dolor (sobre todo por las noches) y puede llegar a provocar la micción involuntaria por irritación del meato urinario/uretra.

Pueden aparecer a cualquier edad, aunque son más frecuentes entre los 5-10 años de edad y poco frecuentes por debajo de los 2 años de edad.

 CÓMO SE TRANSMITEN

Son parásitos exclusivos del ser humano, no se trasmiten a través de las mascotas.

  • Autoinfección: los huevos alojados en las uñas tras el rascado anal se ingieren y se produce una nueva infección.
  • Retroinfección: los huevos alojados en el ano, después de 3 semanas eclosionan y los nuevos oxiuros reinfectan los intestinos nuevamente.
  • Heteroinfección: cuando tocamos superficies (o las manos) con huevos depositados por otra persona.
DIAGNÓSTICO
  • Observación directa de los gusanos vivos (moviéndose).
  • Método de Graham: con una cinta adhesiva se toca el ano del paciente y ahí quedan los huevos pegados. La cinta se pega a un pequeño cristal y se ven al microscopio. También se puede recoger una muestra de debajo de las uñas.
TRATAMIENTO

Hay diferentes medicamentos, aunque el más habitual es el Mebendazol. El médico/pediatra indicarán el tratamiento más adecuado y su posología, puesto que necesita receta médica.

Es muy importante aplicar medidas higiénicas para deshacerse de esta infección. Estas deben ser realizadas por todos los miembros de núcleo familiar:

  • Lavado diario de ropa de cama, ropa interior, toallas, pijamas e inodoro.
  • Lavado frecuente de juguetes y objetos comunes de uso frecuente (mandos, manillas…)
  • Lavado muy frecuente de las manos de todos los convivientes con agua, jabón y cepillo de uñas, sobre todo antes de preparar alimentos, antes y después de cambiar un pañal, después de cada evacuación.
  • Evitar el rascado anal, si no es posible, hacerlo por encima de la ropa para que los huevos no se alojen en las uñas.
  • Lavar la zona anal al levantarse para retirar los huevos depositados durante esa noche.
  • Prurito intenso: ayuda a aliviar el aplicar aceite corporal en el ano, pues las lombrices se resbalan y es fácil retirarlas con ayuda de un bastoncillo.

 

Tamalai Munárriz Granado
Enfermera del Consejo Sanitario. SUE Pamplona
Estefanía Afang Mapango
Enfermera del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias (SUE Pamplona)
Leyre Ezcurra Acedo
Enfermera del Consejo Sanitario. SUE Pamplona

 

Fuentes

Beneficios del masaje infantil

Beneficios del masaje infantil

El masaje infantil es una bonita forma de comunicarte con tu bebé a través del tacto. Lejos de ser una moda, es una tradición que proviene de la India y utiliza el tacto, la mirada y la voz humana como forma de comunicación para lograr numerosos beneficios.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, y a través de ella recibimos mucha información, además es uno de los primeros órganos que se desarrolla en el feto.

FAVORECE LA RELAJACIÓN

La práctica del masaje infantil es una técnica de estimulación que permite al niño experimentar todo tipo de sensaciones nuevas, sentimientos, olores, sonidos o imágenes visuales. Además, la seguridad de estar junto con su progenitor, el escuchar su voz, y el contacto cutáneo que le proporciona seguridad al pequeño, son elementos que le ayudan a relajarse.

Los beneficios del masaje infantil para el bebé son muy numerosos, los dividimos en cuatro grupos:

  • La interacción: engloba la comunicación que se da durante el masaje, tanto verbal como no verbal, la participación de todos los sentidos y el fomento del vínculo y el apego seguro.
  • La estimulación de los aparatos circulatorio, respiratorio, digestivo, etc. Desarrollo del lenguaje, desarrollo y tono muscular, entre otros.
  • El alivio de gases, cólicos, estreñimiento, exceso de mucosidad…
  • La relajación: mejora de los patrones del sueño, incremento de la flexibilidad, reducción de los niveles de estrés.

Los estudios realizados en programas de masaje infantil, refieren como principales beneficios del masaje infantil: el aumento del vínculo afectivo que se ve fomentado por este tiempo de calidad destinado al masaje, la mejora de los patrones de sueño infantil y el alivio de síntomas gastrointestinales.

Por todo lo explicado anteriormente os animamos a tomaros un tiempo, y establecer poco a poco una rutina, para poder disfrutar de esta experiencia con vuestro bebé, la forma de practicar el masaje infantil evoluciona con el tiempo y con el desarrollo del bebé, permitiéndonos incluir canciones o juegos cuando los niños se van haciendo mayores.

A continuación podéis ver un vídeo explicativo sobre un masaje para aliviar cólicos y gases, elaborado por una de las autoras de esta entrada.

 

Maria Eugenia Milagro Jiménez
Irene Velasco Huici
Marta Espartosa Larrayad
Enfermeras especialistas en Pediatría.
Miembros de la Asociación de Enfermería Pediátrica de Aragón y Navarra (AEPAN).

 

Fuentes

  • Diz André M L, Elorza Balbás L. Beneficios del masaje infantil. Percepción de las madres en un centro de Atención Primaria. Rev. Rol enferm. Enero 2017; 40 (1): 8-13.
  • Schneider V. Masaje Infantil. Guía práctica para el padre y la madre. Barcelona. Ed. Medici; 2002.
  • Vidal Fernández S, Casamitjana Giraldo T. Educación para la salud: Un Programa de Masaje Infantil para Familias . RqR Enfermería Comunitaria. Febrero 2019; 7 (1): 55-65.

 

 

 

Convivir con el coronavirus

Convivir con el coronavirus

A diario surgen distintas situaciones relacionadas con la COVID, como al entrar en un comercio, usar el transporte público, responder a una invitación a comer… Algunas nos generan conflicto, a veces con nosotros o nosotras mismas, a veces con otras personas o con las instituciones o con las personas responsables de espacios (un bar, autobús…) y otras no. 

¿Qué hacemos? Hay muchas maneras de ver una situación, ver el vaso medio lleno o medio vacío, y muchas formas de tomar decisiones. A veces más con el corazón o la emoción, otras más con la razón, otras teniendo ambas en cuenta… Unas más pensando solo en mí, otras pensando en las personas con las que convivimos o en la comunidad en general.

Respecto a la pandemia hay dos elementos que tienen gran relevancia a la hora de tomar decisiones: las emociones y los riesgos.

MANEJO DE LAS EMOCIONES

En cuanto al manejo de las emociones podemos decir que esta pandemia nos ha llevado a vivir una situación compleja y delicada con repercusión en nuestras vidas a nivel personal, económico, laboral y social. Podemos experimentar aprensión, miedo, preocupación, crispación, angustia, tensión muscular, nudo en el estómago, falta de apetito, de sueño, etc. Estas reacciones, en su justa medida, son normales, nos ayudan a tener más precaución y adaptarnos a la nueva normalidad en la que nos toca convivir con el coronavirus. Se convierten en un problema si no nos ayudan a adaptarnos, aparecen con una intensidad excesiva no acorde con la situación, nos bloquean y paralizan o aparecen ante situaciones que todavía no han ocurrido.

Algunas herramientas que pueden ayudarnos a manejar esta situación y sentirnos mejor:

  • Afrontar las situaciones que resultan difíciles y mirar las cosas positivamente.
  • Descargar la tensión física y disfrutar cada día.
  • Apoyarse en la gente y no aislarse.
  • Cuidarse: cuidar la alimentación, el descanso y hacer ejercicio físico.
 CÓMO GESTIONAR LOS RIESGOS

Otro de los puntos que tiene relevancia es cómo manejamos los riesgos. Es importante ser conscientes de que en la vida el riesgo cero no existe. Pero los entornos pueden ser más o menos seguros o saludables y las personas pueden hacer elecciones o poner en marcha comportamientos más o menos seguros o saludables.

El riesgo de trasmitir el virus y contraer la COVID depende de que interactúen un conjunto de elementos. El riesgo es más bajo si se cumple lo siguiente:

  • La persona que tiene el virus tiene una carga de virus pequeña y toma medidas para no transmitir permaneciendo en aislamiento.
  • La posible persona receptora tiene un sistema de defensas fuerte y toma también medidas preventivas: uso de mascarilla, distancia, lavado de manos…
  • El encuentro es en lugares abiertos. Si es en cerrados, el riesgo disminuye si todas las personas usan mascarillas, el encuentro es breve, el aforo es pequeño y el espacio está bien ventilado.
EJERCICIO PREVIO DE REFLEXIÓN

Los comportamientos están condicionados, entre otras, por las emociones y sentimientos. En relación a la COVID, esto nos lleva a actuar de diferente manera si lo que nos mueve es el miedo a contagiarnos o las ganas de juntarnos con amistades y familiares. Si respondemos de forma espontánea, lo que me sale hacer puede que no siempre sea saludable y puede conllevar riesgos. Para evitar esto, es útil tener pensado con anterioridad qué queremos hacer en determinadas situaciones haciendo un ejercicio previo de reflexión sobre qué emociones te provoca, por ejemplo, el quedar con amistades o familiares, ir a un bar… y pensar qué medidas puedes tomar para minimizar el riesgo de transmisión, para cuidarte y cuidar a las demás personas.

Puede consultar más información, talleres en formato online o presencial sobre Convivir con el coronavirus en la página web de la Escuela de Salud de Navarra.

 

Sonia Domínguez Pascual
Amaya Aguas Torres
Enfermeras. Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra
 (ISPLN)

 

Imagen de djedj en Pixabay

Cuidados de pacientes con COVID-19 en el domicilio

Cuidados de pacientes con COVID-19 en el domicilio

Muchos de los pacientes diagnosticados de COVID-19 deben saber que, con una serie de autocuidados y consejos básicos, superarán la enfermedad en su domicilio. Esta información puede ser facilitada por su enfermera desde el centro de salud.

¿CÓMO CUIDARSE EN EL DOMICILIO?

Hay una serie de medidas básicas a seguir:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón. Mantener higiene corporal diaria.
  • Mantenerse en la habitación descansando, aislado del resto de convivientes.
  • Ventilar la habitación de forma frecuente controlando los cambios de temperatura.
  • Beber abundante agua, también otros líquidos como zumos, caldos e infusiones.
  • Llevar una alimentación variada y ajustada al apetito
  • Control de temperatura corporal (con termómetro) 2 veces al día, siempre antes de la toma de medicación.
  • Tratar de mantenerse entretenido dentro del cuarto siempre y cuando el estado general lo permita y las actividades se adapten a este.
  • Tomar antitérmicos o analgésicos indicados por el personal sanitario si presenta fiebre, malestar, dolor de cabeza o dolor muscular para alivio de síntomas.
  • Evitar el tabaco o ambientes con humo.
  • Eliminar en la basura (con pedal y tapa si fuera posible) los productos de desecho dentro de la habitación.
¿QUÉ DEBO VIGILAR DE FORMA ESPECIAL?

La principal recomendación diaria de vigilancia es la medición de la temperatura corporal 2 veces al día y la aparición de nuevos síntomas a lo largo del proceso. También el personal sanitario podría recomendarte la medición de algún otro parámetro más específico.

Se debe llamar al centro de salud de referencia o al número del Consejo Sanitario (948 290 290 en Navarra) ante la aparición de los siguientes síntomas:

  • Fiebre mantenida que no cede con antitérmicos.
  • Sensación de falta de aire, dificultad para respirar, aumento de la frecuencia respiratoria, tos con sangre.
  • Diarrea que no cede con autocuidados, vómitos de repetición que llevan a presentar mucha sed, piel seca, cantidad de orina disminuida o muy oscura.
  • Cambio brusco del estado general, debilidad generalizada, confusión, falta de respuesta a estímulos o pérdida de conocimiento.

Si la situación se agrava, se debe de poner en contacto con servicios de emergencias llamando al 112.

¿CÓMO REALIZO EL AISLAMIENTO DE FORMA CORRECTA?
  • Es imprescindible permanecer en una habitación individual, aislado del resto de convivientes para todas las actividades básicas de la vida diaria. Mantener la habitación ventilada y la puerta cerrada. Limpiar las superficies con agua y lejía a diario.
  • Si es posible, disponer de baño para uso propio. Si el baño es compartido tras su uso se precisa la limpieza de todas las superficies usadas con agua y lejía antes de ser utilizado por otro conviviente.
  • Restringir al máximo las salidas de la habitación y en caso de hacerlo es imprescindible el uso de mascarilla, lavado de manos y mantener la distancia con el resto de convivientes.
  • Comunicarse con el resto de convivientes a través del teléfono móvil.
  • Utilizar ropa y utensilios (ropa de cama, toallas, productos de aseo, vajilla y cubiertos) para uso exclusivo durante todo el proceso. Las personas que manipulen estos objetos contaminados lo harán con mascarilla y su lavado será con agua y jabón a temperatura entre 60-90 grados. Tras la manipulación se realizará lavado de manos.
  • Si la persona afectada por COVID- 19 precisa cuidados en los que no se mantiene la distancia de seguridad, se intentará en la medida de lo posible que se haga cargo una persona sana sin factores de riesgo y siempre con mascarilla.
  • Las visitas estarán prohibidas durante todo el período de aislamiento.

Si presenta problemas para realizar el aislamiento de forma correcta, puede contactar con la trabajadora social de su centro de salud para gestionar el caso.

 

Cristina Areta Cuesta
Laura López Suárez
Especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria

 

Fuentes:

  • Guía de consejos y cuidados del paciente adulto con COVID-19. Gerencia de Atención primaria. Servicio Navarro de Salud.
  • Medidas de aislamiento en domicilio. Gerencia de Atención primaria. Servicio Navarro de Salud.
  • https://coronavirus.navarra.es/es/
Pautas para una buena higiene del sueño

Pautas para una buena higiene del sueño

El insomnio es un problema de salud que afecta a un 13% de la población, que no recibe una atención adecuada en cuanto a su prevención y abordaje. Antes era considerado como un síntoma más dentro de un proceso de enfermedad. Ahora se trata como una enfermedad en si mismo con entidad propia.

El tratamiento farmacológico es el mas conocido, pero únicamente demuestra su efectividad a corto plazo.

Es imprescindible educar sobre el sueño, promover cambios en nuestros hábitos para aumentar nuestra calidad de vida.

Además, las personas solemos tender a compensar las dificultades que nos plantea el insomnio con conductas compensatorias como levantarnos más tarde, siestas, etc.cronificando así el problema.

Existen multitud de factores que afectan a la capacidad de dormir y sobre los que nosotros podemos intervenir directamente, nos referimos a las normas de higiene del sueño. Son pequeños cambios en nuestra rutina diaria que van a ayudarnos a romper el circulo vicioso que hace que el insomnio persista.

higiene del sueño insomnio

 

Mª Ángeles Durán Los Arcos
Mª Jacqueline Ruesga Calderón
Enfermeras especialistas en Salud Mental